jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

El misterio de los ovnis de Friol

Hace 25 años se produjo una oleada de avistamientos en la provincia de Lugo, pero el caso de un vecino de Vilalvite fue el más mediático

Hace casi 25 años desde que José Manuel Castro experimentó un supuesto avistamiento de un ovni en la finca de su casa en la parroquia de San Pedro de Vilalvite, en el municipio de Friol. Fue uno de los casos más mediáticos a nivel nacional de este tipo de fenómenos y supuso un punto de inflexión en la provincia por ser la primera vez que se hablaba de la presencia de extraterrestres con forma humana.

Según comentó este vecino friolés a este diario cuando se registraron esos hechos, en 1996, su primera reacción fue entrar en casa y coger una linterna para poder observar lo que se presentaba ante sus ojos en torno a la medianoche. José Manuel aseguró haber presenciado la llegada de una esfera luminosa de la que se bajaron cinco o seis humanoides, de las cuales tres "saltaban como monos", afirmó.

Noticia sobre el avistamiento ovni en Friol publicada en este diario en 1996. AEPAcudió de inmediato, "asustado", a casa de su hermano Cesáreo, que vivía muy cerca de él, para que corroborase lo que estaba viendo allí, aunque este no le prestó mayor importancia porque creía que se trataba de "luces de discoteca". Al regresar a su vivienda, José Manuel Castro continuó visualizando aquellas supuestas sombras desde la ventana de su habitación hasta que decidió irse a la cama, según su propio relato.

Una de las personas que siguió el fenómeno en primera persona, por su implicación en el caso, fue el ufólogo Marcelino Requejo, investigadir de fenómenos ovni. "Entre los meses de enero a abril de 1996 juntamos casi 400 casos en toda Galicia", explica Requejo, que asegura que el 70% de las supuestas apariciones tuvieron lugar en la provincia de Lugo.

El caso de Friol resultó ser el único en el que se percibió la presencia de humanoides. "Fue muy llamativo, no solo por los seres vivos, sino porque su testimonio coincidía con un caso que no había sido publicado nunca en enero de ese año en un pueblo de Asturias", sostiene el ufólogo con respecto a una familia que aseguró haber presenciado el mismo fenómeno. "Vieron una esfera de la que salía una lengua en forma de rampa que se posaba en el suelo", relata Requejo, que considera este último testimonio una prueba irrefutable de su veracidad.

A pesar de las coincidencias, el ufólogo afirma que la verdad está "en uno mismo" y que el 90% de las personas que acuden a él para contarle sus experiencias se encuentran con algún caso idéntico o similar. "El fenómeno ovni es algo inexplicable a nuestro entendimiento", declara Requejo. "No hay forma segura de demostrar algo que se escapa de los razonamientos científicos", sostiene.

La oleada de avistamientos ovni que tuvo lugar hace un cuarto de siglo comenzó en el barrio lucense de As Gándaras en 1995. "A partir de ese momento era casi imposible hablar con toda la gente afectada porque había muchísimos casos en la provincia", recuerda el ufólogo, que no sabe si se trataba del mismo objeto o de varios semejantes.

Según este experto, las experiencias paranormales no atienden a hora ni a lugar, a pesar de que la mayoría se producen en la carretera. "Mucha gente ve una masa de luz encima o en el lateral de los vehículos", asegura, aunque reconoce que en algunos casos se trata de globos meteorológicos o aparatos espaciales.

Marcelino Requejo no encuentra una explicación lógica a la numerosa cantidad de avistamientos ovni de 1996 en la provincia lucense. "Ahora si me llegan cinco o seis casos desde Galicia al año ya es bastante porque la gente no se atreve a contarlo", dice. Del mismo modo, destaca el hecho de que no existe un perfil para las personas que dicen ver ovnis. De alguna forma o de otra, siempre ha existido gente que asegura haber visto algún fenómeno paranormal que se escapa del alcance del raciocinio. Real o no, lo cierto es que la provincia lucense tiene un amplio historial en materia de avistamiento de ovnis.

Becerreá, otro foco de fenómenos espaciales
Ya ha pasado medio siglo desde otro de los casos más sonados, el de un conductor que atravesaba la carretera Madrid-Ferrol (N-VI) y se encontró cara a cara con un objeto en forma de obús a cinco o seis metros de su auto. Ocurrió en Becerreá en 1969. Días después del suceso, el testigo envió una carta a un coronel conocido suyo en la que describía lo visto como una "nave espacial tripulada". En ella relataba además como perdió de vista al objeto cuando terminó de aparcar el coche.

Caso archivado
El Ejército del Aire alegó que el fenómeno observado por el conductor "sugería una ilusión óptica originada por el reflejo del sol en una roca granítica". El informe del Mando Operativo Aéreo contaba con un grave error, ya que en toda la zona no hay ni una sola piedra granítica, como aseguró el presidente del colectivo Patrimonio dos Ancares, Xabier Moure. "Incluso hai algo de lousa, que pode reflexar, pero incidiron nas únicas rochas que non hai", destacó.

Posibles especulaciones
Este caso, según Marcelino Requejo, fue el "único expediente en el que se recoge la posibilidad de que lo que dice el testigo pudo ser exactamente así". Este ufólogo realizó una investigación del suceso, en la que discrepó de la versión del Ejército. "El informe habla de un reflejo de la luz del sol, pero en el momento del avistamiento, con el sol puesto y el día nublado es bastante difícil que se produjese un reflejo", manifestó Marcelino Requejo. Como siempre, cada persona puede sacar sus propias conclusiones.

El misterio de los ovnis de Friol
Comentarios