Castroverde despide a Manuel Gude Arrojo

Hasta su jubilación, regentó el bar Mailo junto a su esposa, Lola Pereira

Flores en un cementerio. PIXABAY
photo_camera Flores en un cementerio. PIXABAY

Castroverde despidió el pasado domingo a Manuel Gude Arrojo, un conocido hostelero de la localidad que llevaba varios años jubilado pero que deja un gratísimo recuerdo entre sus vecinos y clientes por su profesionalidad, empatía y carácter bondadoso.

Hasta su jubilación, regentó junto a su esposa, Lola Pereira, el bar Mailo (Manolo y Lola, ubicado en el local de la travesía donde ahora está emplazado O Camiño). Un establecimiento que era parada obligada en la villa por la atención y simpatía de sus propietarios.

Los restos mortales de Manuel Gude, que contaba 72 años de edad, ya reposan en el cementerio parroquial de Sampaio. Allí llegaron procedentes de Tanatorio Marzo de Castroverde, donde se celebró la misa funeral y adonde se acercaron durante el fin de semana numerosas personas para testimoniar sus condolencias a la familia.

Sirvan estas breves líneas de recuerdo a Manolo y de consuelo para su viuda, la ya citada Lola, así como para su hijo, José Luis Gude Pereira; su centenaria madre, Delia Arrojo Capón, su hermano José Luis y demás familiares. Descanse en paz.