Lugo instalará una barrera para que el vertido del Miño no llegue a la zona de captación de agua

Miguel Fernández, edil de Medio Ambiente, descarta "cualquier tipo de riesgo para la población" lucense
Una barrera trata de frenar la expansión de la mancha de combustible al río Miño. SEBAS SENANDE. JPG
photo_camera Una barrera trata de frenar la expansión de la mancha de combustible al río Miño. SEBAS SENANDE. JPG

Un vertido de combustible, según se desprende por el olor y el color arco iris que tiñe las aguas, generó en Outeiro de Rei una mancha de unos 400 metros de longitud, que quedó frenada en parte por una barrera colocada por la Confederación Hidrográfica del Miño, pese a lo cual pueden verse pequeñas manchas río abajo en dirección hacia Lugo.

Un ciudadano avisó al servicio de emergencias 112 de la presencia de ese líquido sobre las aguas en las inmediaciones de la antigua planta láctea de Tegestacín, en la parroquia de Santa Mariña. "Parece gasóleo ou gasolina pola cor, pero tamén podería ser algún aceite", comento un vecino residente en la zona.

Agentes de la Policía Autonómica y de la Confederación Hidrográfica se desplazaron a la zona del vertido, en el entorno de un caneiro, para adoptar medidas que permitiesen su control, "pero aínda así a corrente vai levando a mancha río abaixo", aseguró este vecino.

Por el momento se desconocen las causas que provocaron este accidente medioambiental y su autoría.

El alcalde, José Pardo Lombao, se ha quejado porque "es la primera noticia" que tenía de dicha mancha, advertido por la prensa, en la zona de Santa Mariña. Ni siquiera se ha informado al "personal del Ayuntamiento", ha reprobado. 

Con todo, y ante la posibilidad de que dicho vertido viniese de la industria láctea Tegestacin, que se está desmantelando, el alcalde de Outeiro de Rei ha recordado que dicha empresa "está sin actividad desde hace meses" más allá del "montaje o desmontaje" de las instalaciones que acomete la empresa. "No sabemos qué trabajos están haciendo allí", ha reseñado.

NUEVA DEPURADORA. Pardo ha confirmado que se está "haciendo un estudio junto con la Xunta de Galicia, también de ubicación", para una nueva estación depuradora para el municipio. 

El regidor ha admitido que "está claro que hay que hacer una nueva por la capacidad que tiene" la actual depuradora, para lo que contará con la colaboración de Augas de Galicia y la Consellería de Infraestructuras en el estudio de esa nueva demarcación. Al respecto, no ha dudado de que comenzará "este año empezará el proyecto". 

El Concello de Lugo instala una barrera

El Concello de Lugo instalará una barrera de contención al pie de la captación de agua de la traída municipal para evitar el vertido.

El área de Medio Ambiente, que dirige Miguel Fernández, instará en las próximas horas esa barrera de contención, como una medida de "carácter puramente preventivo, con la que se pretende atajar la posibilidad de que la mancha de combustible siga extendiéndose y llegue a afectar a la traída pública de la capital".

Además, informa el gobierno local en un comunicado, con esta intervención el Ayuntamiento de Lugo también pretende contribuir a controlar la contaminación que provoca ese vertido de combustible.

Pese a que se descarta cualquier "riesgo para la salud de la población de Lugo", el área de Medio Ambiente recuerda que los depósitos municipales de agua tienen una capacidad de almacenaje para dar servicio a los vecinos de la ciudad durante un "mínimo de dos días".

También recuerda que el Ayuntamiento realiza continuamente analíticas, con medidores específicos para garantizar la calidad y la potabilidad del agua.

Comentarios