Martes. 21.08.2018 |
El tiempo
Martes. 21.08.2018
El tiempo

Un incendio destruyó una vivienda y amenazó otra en Outeiro de Rei

Un momento de las tareas de extinción del incendio. VICTORIA RODRÍGUEZ
Un momento de las tareas de extinción del incendio. VICTORIA RODRÍGUEZ

Sus dueños, varios hermanos que iban los fines de semana y festivos, lamentan que "só quedan catro paredes" de la casa en la que se criaron

Un voraz incendio en Castelo, en Outeiro de Rei, destruyó prácticamente por completo en la mañana de este miércoles una vivienda. Amenazó, además, con propagarse a otra cercana, algo que lograron evitar los servicios de emergencia movilizados. El percance se saldó sin heridos.

La casa calcinada pertenece a varios hermanos que, aunque no residían en ella, la ocupaban con bastante frecuencia, sobre todo los fines de semana y los festivos.

"Ardeu todo: roupa, mobles, obxectos persoais con valor sentimental... Só quedaron as catro paredes", resumía este miércoles, mientras seguía las tareas de extinción, uno de los copropietarios, Manuel Lorenzo. Contó que sus padres, ya fallecidos, construyeron en 1945 la vivienda -que se rehabilitó hace unos años-, por lo que recalcaba que al valor material de los destrozos, pendiente de estimar, hay que sumarle el valor sentimental que tenía para esta familia, muy apreciada en la zona.

Según explicó, la casa estuvo ocupada durante el pasado puente festivo por el Entroido, hasta el martes, pero este miércoles estaba vacía, por lo que fueron los vecinos los que alertaron a la central gallega de emergencias del 112 al ver humo, unos minutos antes de las nueve de la mañana. "Tamén nos chamaron a nós. Cando chegamos xa caera o tellado e estaba todo queimado", se lamentó.

Hasta la zona se desplazaron dos carrocetas municipales y bomberos del parque de Vilalba. No pudieron hacer nada para salvar la casa, pero sí evitaron que las llamas alcanzasen una vivienda próxima, que también se utiliza de forma esporádica. Según indicó el alcalde, José Pardo, que se personó en Castelo, los efectivos movilizados temían ese efecto rebote porque entre ambos inmuebles hay un alpendre en el que se guarda gasóleo, y ese material inflamable podría avivar el fuego.

Sobre las causas del incendio, y a falta de lo que concluyan los técnicos, la familia afectada dijo que el martes, cuando se cerró la casa, no había ninguna brasa en la cocina y, además, el estado de la chimenea descartaba también ese posible origen de las llamas, por lo que desconocía qué pudo pasar.

COSTOSA RECONSTRUCCIÓN. Manuel Lorenzo explicaba este miércoles que aún era pronto para decidir qué harán él y sus hermanos con la casa, al desconocer incluso si serán reutilizables las paredes que quedaron en pie. "O custo de reconstruíla vai ser moi grande, ten 90 metros por planta e tiña dúas. Non sei que faremos", dijo. La familia espera recibir apoyo de la administración.

Un incendio destruyó una vivienda y amenazó otra en Outeiro de Rei