Cuatro personas heridas en un ataque por venganza en las piscinas de O Corgo

La piscina de O Corgo, antes de la apertura. XESÚS PONTE

Los autores, a los que se les impidió el acceso hace unos días al recinto, iban armados con palos y después huyeron

Cuatro personas tuvieron que ser atendidas este domingo en el Hula con heridas causadas por un grupo de personas que protagonizaron un ataque en la piscina de O Corgo, supuestamente por venganza, ya que hace unos días no les dejaron entrar con el pretexto de que estaba el recinto lleno. Los heridos son el dueño del bar de la zona de baño de Chamoso, dos hermanos de Castroverde, carniceros de profesión, y una cuarta persona.

Los hechos ocurrieron a las siete de la tarde de este domingo. Los agresores se presentaron en la terraza del bar, situada al lado de la piscina, y comenzaron a increpar a las personas que se encontraban allí. Entonces se desencadenó una pelea, en la que los atacantes usaron palos —al parecer incluso barras de hierro—, con lo cual la peor parte se la llevaron las víctimas.

La Guardia Civil se presentó en el lugar del suceso poco después, pero los agresores ya habían huido. El alcalde indicó que el Concello se plantea contratar el año próximo seguridad privada, ante la gran afluencia de público en las piscinas y la experiencia de este año con los incidentes.

El episodio del domingo recuerda, en cierto modo, al ocurrido en 2014 en la feria de Adai, también en O Corgo, cuando varios de los organizadores fueron agredidos a palos por un grupo de personas que protestaban porque no les habían dejado apuntarse al concurso de rodeo. En aquella ocasión fueron detenidos días más tarde y juzgados y condenados.