lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

Una finca de Guntín suma dos incendios de vehículos robados en tres semanas

Estado en el que apareció el camión carbonizado en Guntín. EP
Estado en el que apareció el camión carbonizado en Guntín. EP
El camión calcinado el domingo era de Carballo y apareció en circunstancias similares a un coche hurtado en Melide

Una finca de la parroquia guntinesa de Vilameá registró en tres semanas dos sucesos similares: dos vehículos robados en Carballo y Melide aparecieron calcinados en la zona, que se emplaza cerca de una salida de la autovía A-54. La Guardia Civil tiene abierta una investigación, pues ambos sucesos podrían estar conectados.

Uno de los vehículos es el camión que apareció carbonizado el pasado domingo y pertenecía a una empresa de neumáticos carballesa. El robo se produjo previsiblemente en la madrugada del sábado y el propietario de la firma cifra las pérdidas en unos 7.000 euros.

"Démonos conta do sucedido o domingo pola mañá ao abrir o negocio. Foi unha desagradable sorpresa e moito peor cando nos chamou a Garda Civil para avisarnos de que o atoparan completamente queimado en Guntín", explica el dueño, quien cifra el valor del vehículo en unos 4.500 euros y precisa que en su interior había cuatro transpaletas y dos transformadores de un particular valorados en otros 2.500 euros.

El vehículo pesado era de la marca Ibeco, contaba con 20 años de antigüedad y se encontraba en una parcela del polígono industrial de Carballo. "Os ladróns saltaron o muro, forzaron a cancela e marcharon co camión", relata el dueño de la empresa, quien se mostró sorprendido de que el vehículo apareciese a más de 100 kilómetros de su lugar de origen y completamente calcinado.

La empresa de neumáticos propietaria del camión cifra las pérdidas en 7.000 euros. Dentro había 4 transpaletas y 2 transformadores

Desde la empresa barajan dos hipótesis sobre lo sucedido: que los ladrones usaron el camión para cometer algún delito "e logo prendéronlle lume para borrar todas as probas"; o bien que los amigos de lo ajeno pretendían robar las transpaletas del interior "e como son tan pesadas decidiron marchar co camión directamente", indican, al tiempo que remarcan que esta maquinaria no apareció calcinada. No obstante, se muestran cautelosos y señalan que la investigación aún está abierta.

El propietario de la firma indicó que en los más de 50 años con los que cuenta el negocio nunca vivieron un suceso similar. "Dá moita rabia porque levamos toda a vida traballando para que veñan uns decoñecidos a facer mal no noso traballo", indica. El dueño precisó que adquirió el vehículo pesado hace cuatro años y tenían previsto hacerle una reforma próximamente. "Por desgracia agora xa non será necesario", lamenta el hombre.

DESGUACE MELIDAO. El otro robo se produjo a finales de julio en un desguace de Melide. Los ladrones se llevaron un turismo que estaba a la venta, un Seat León FR, que apareció cuatro días después totalmente carbonizado en la misma finca guntinesa. Los dueños del establecimiento señalaron en su momento que los ladrones intentaron también, sin éxito, llevarse otro coche de características similares que apareció con las cerraduras reventadas.

Los propietarios del negocio cifraron las pérdidas en más de 6.000 euros. El suceso también está siendo investigado por la Guardia Civil.

Una finca de Guntín suma dos incendios de vehículos robados en tres...
Comentarios