domingo. 29.03.2020 |
El tiempo
domingo. 29.03.2020
El tiempo

Detenida la falsa médica que trabajó en varios geriátricos sin tener la titulación

Sede del Colegio de Médicos, el ente que denunció por intrusismo profesional y falsedad documental a la mujer. GSV
Sede del Colegio de Médicos, el ente que denunció por intrusismo profesional y falsedad documental a la mujer. GSV

Es la segunda vez que la mujer, de 26 años, fue puesta a disposición judicial tras la denuncia del Colegio de Médicos de Lugo. Primero fue localizada en una residencia de Madrid y, ahora, en A Coruña. Sigue manteniendo que es médico

La Guardia Civil detuvo a la mujer de 26 años y con iniciales A.S.A. que ejerció en al menos dos geriátricos como médica sin haber ni siquiera empezado la carrera de Medicina. Es la segunda vez que pasa a disposición judicial después de la denuncia interpuesta por el Colegio de Médicos de Lugo el pasado mes de noviembre. Primero fue detenida en una residencia de la tercera edad de Madrid y quedó en libertad mientras era investigada por delitos de intrusismo profesional y falsedad documental y se dirimía si había existido algún delito contra la salud de las personas.

Ahora ha sido detenida en A Coruña, después de no haberse presentado a declarar, a requerimiento del juzgado de Lugo, como supuesta autora de esos delitos, incluido el de delito contra la salud pública. La joven sigue manteniendo que es facultativa y, de hecho, se cree que haya podido acudir a un congreso médico reciente utilizando otro nombre.

La mujer, que no llegó ni a matricularse en una asignatura de Medicina, pidió dos talonarios de recetas al Colegio Médico

GERIÁTRICO. Los hechos se remontan al pasado mes de octubre. El día 7 de ese mes comenzó a trabajar en una residencia de Outeiro de Rei con un documento de colegiación emitido en A Coruña. La dirección del centro le advirtió de que debía entregar cuanto antes la colegiación en Lugo, ya que los médicos deben registrarse en cada provincia en la que ejercen. Es relativamente frecuente que, al cambiar de lugar de trabajo, se acepte temporalmente la colegiación de otro sitio mientras se tramita la nueva documentación.

Diez días más tarde presentó en el Colegio de Médicos de Lugo los informes precisos. Como supuestamente se trataba de una persona que acababa de finalizar la carrera, aún tenía el título de grado, por lo que hizo llegar el certificado de estudios (listado de las asignaturas cursadas) y la solicitud del título, que se considera un equivalente al propio título mientras este no se ha emitido. Todo parecía en regla y se le proporcionó un número de colegiación.

Ese mismo día pidió un talonario de recetas privadas, que son los que se usan para prescribir fármacos fuera del marco del sistema nacional de salud, tanto porque hay un ejercicio de la medicina privada o porque no es un medicamento sufragado por el Sergas.

Pasados unos días lo recogió y solicitó entonces otro, esta vez para prescribir estupefacientes.

A finales de octubre, el Colegio recibe la alerta de que esta misma mujer había trabajado como técnica de farmacia en Ferrol y que no había estudiado Medicina. También decía que, sin embargo, se jactaba de ser médica y que en sus cuentas de las redes sociales publicitaba los distintos puestos de facultativa que iba consiguiendo. Las comprobaciones del órgano colegial con la USC mostraron que esa denuncia era cierta.

La Universidad confirmó que esa persona no había estado matriculada jamás en Medicina. Se canceló entonces su colegiación y se advirtió de la situación al centro geriátrico donde trabajaba la mujer. Esta aseguró a la dirección que sí era médica y que presentaría la documentación, para lo que se le dio un plazo de 24 horas. El 6 de noviembre dejó de acudir al trabajo y de responder al teléfono.

Finalmente, y como publicó el diario El Correo Gallego a mediados de noviembre, la mujer fue detenida en Madrid, ejerciendo en una residencia. No llegó a entregar ninguno de los talonarios de recetas solicitados en Lugo. Fue puesta a disposición judicial y quedó en libertad.

Más adelante, cuando se le requirió su presencia para declarar ante la jueza no se presentó. Ahora la Guardia Civil la ha encontrado en la provincia de A Coruña, su lugar de nacimiento. Ha sido puesta a disposición judicial y, según ha podido saber este diario, se ha negado inicialmente a declarar.

Aunque el Colegio de Médicos le requirió la entrega de los dos talonarios de recetas, la mujer ignoró la petición. No está claro cuántas recetas ha llegado a emitir durante el tiempo en el que estuvo operativo su número de colegiación. En el geriátrico de Outeiro de Rei no tuvo que expedir ninguna.

Otros casos. Dos años en un centro lucense
El caso de esta falsa médica es el de la persona más joven acusada de intrusismo por el Colegio de Médicos, pero no el único. En 2016 fue condenado a pagar una multa de 54.000 euros para evitar la pena de un año de cárcel un hombre de 53 años que había ejercido dos años como facultativo de Afalu sin estar titulado. El hombre tenía aprobadas solo tres asignaturas de Medicina y ya había ejercido como pediatra para el Sergas en Vigo.

Condenado
Tenía antecedentes por los mismos hechos y un tribunal vigués le había impuesto en 2005 una pena de tres años de prisión por ejercer sin titulación en los centros de salud de Pontevedra.

Detenida la falsa médica que trabajó en varios geriátricos sin...
Comentarios