Gran consternación por el accidente de Rábade en el que pereció un conductor

El convoy de mercancías alcanzó al vehículo en un paso a nivel sin barreras y lo arrastró durante casi 600 metros
Generated by  IJG JPEG Library
AppleMark
photo_camera Los bomberos de Vilalba excarcelaron al conductor de la furgoneta. XESÚS PONTE

El mismo día en que se iniciaba en Santiago el macrojuicio por la tragedia ferroviaria de Angrois se registraba otro accidente en un paso a nivel sin barreras en Rábade, en el que perecía el conductor de una furgoneta que era arrollada por un convoy de mercancías.

La locomotora chocaba este miércoles, a las once y veinte de la mañana, contra el vehículo en el paso a nivel de O Cruceiro, cerca del cementerio de Rábade, y lo arrastraba durante casi 600 metros, hasta que detenía su marcha encima del puente sobre el río Miño.

El convoy, de unos 250 metros de longitud y que estaba compuesto por unos 14 vagones que iban sin carga, realizaba el trayecto entre la localidad portuguesa de Valença do Minho y Lugo. Pertenecía a la empresa privada Captrain, que se dedica a la logística y transporte asociados al ferrocarril.

La víctima, Alejandro Fernández Bolaño, de 50 años, que tenía el taller mecánico AlexCar en el barrio de A Residencia de la capital lucense, fallecía en el acto.

Su pérdida ha causado una profunda consternación en A Pontenova, su municipio natal. Era de Vilarxoane, en la parroquia de San Pedro de Bogo, en donde se oficiará este viernes el funeral.

El convoy, de unos 250 metros de longitud y compuesto por unos 14 vagones, realizaba el trayecto Valença do Minho-Lugo 

"Sentín un forte golpe, saín da casa e vin ao lonxe a cola do tren, pero non a furgoneta", afirmaba un septuagenario que vive al pie del paso a nivel.

Los vecinos suponen que el fallecido, como suelen hacer otros conductores, se desvió por este punto, señalizado con un stop y un cartel de peligro, para eludir así la cola de vehículos que había en el cercano paso a nivel de Rábade, en el cruce con la carretera LU-541, en donde estaban bajadas las barreras.

El maquinista daba negativo en la prueba de alcoholemia y de drogas a la que le sometían los agentes de la Guardia Civil de Tráfico.

Efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos de Lugo, destinados en el parque de Vilalba, excarcelaban al conductor de entre el amasijo de hierros en que quedaba convertida la furgoneta. Dos horas después del accidente se procedía al levantamiento del cadáver.

El paso a nivel. XESÚS PONTE
El paso a nivel. XESÚS PONTE

Las labores de rescate fueron complicadas por el estado en que quedó el vehículo y por el difícil acceso al lugar en el que se detenía el tren de mercancías.

El vehículo, que quedó incrustado en la locomotora, no pudo ser retirado de la vía hasta casi cinco horas después del accidente. Entonces el convoy pudo continuar la marcha para su reparación, ya que sufrió la rotura de una tubería del aire, y el tráfico ferroviario se reanudaba a las cuatro y cuarto de la tarde.

En este paso a nivel se registraba otro accidente mortal hace 20 años. Entonces un tren arrollaba a un turismo en el que viajaba un matrimonio catalán que estaba pasando las vacaciones estivales en Rábade. La mujer perdía la vida y su esposo sufría graves lesiones.

Adif prevé suprimir este paso a nivel cuando acometa el proyecto de la nueva pasarela sobre la vía férrea, que instalará en el entorno del Campo da Feira y de la Praza de España.