domingo. 05.12.2021 |
El tiempo
domingo. 05.12.2021
El tiempo

Condenado a 10 años el hombre acusado de matar a su hermano en Rábade

El presunto fratricida de Rábade. VICTORIA RODRÍGUEZ
El fratricida de Rábade. VICTORIA RODRÍGUEZ
El jurado lo había considerado culpable del crimen ocurrido en noviembre de 2019

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo ha condenado, de acuerdo con el veredicto de culpabilidad del Tribunal del Jurado, a la pena de diez años de prisión a José Luis Alonso Díaz, el hombre que mató a su hermano en Rábade en noviembre de 2019. El sospechoso ha sido sentenciado como autor de un delito de homicidio, con la concurrencia de la agravante de parentesco y las atenuantes de confesión y arrebato.

El jurado popular declaró la semana pasada por unanimidad culpable de homicidio a José Luis Alonso Díaz, el vecino de Rábade juzgado por estrangular a su hermano minusválido. El tribunal considera probado que el acusado acabó con la vida de la víctima, pero cree que lo hizo en un momento de ofuscación y destaca que posteriormente llamó a la Guardia Civil, por lo que le fueron reconocidas las atenuantes de confesión y arrebato, tal y como solicitaba el letrado de la defensa, Juan Carlos López Abad.

Los forenses y psiquiatras que trataron al presunto fratricida relataron en el juicio que tampoco lograron que el acusado les relatara lo que sucedió en su vivienda el día del crimen. "Nos dijo que veía justo estar en prisión y que no tenía que haber pasado eso, pero que no iba hablar de lo que había sucedido", explicaron.

Los peritos indicaron que el acusado se negó a comentar las circunstancias en las que se produjo el suceso, pero se mostró en todo momento "colaborador" y respondió a todas las preguntas que le realizaron sobre la relación que mantenía con su hermano fallecido. "Nos explicó que su hermano tenía una discapacidad y que muchas veces compraba cosas de forma compulsiva, lo que generaba algunas discusiones entre ambos, pero él no lo concebía como un problema importante e intentaba evitar conflictos. En ningún momento nos describió la relación con su hermano como negativa", apuntaron.

Forenses y psicólogos describieron al acusado como un hombre "introvertido, distante y solitario", pero descartaron que en el momento de los hechos padeciera cualquier tipo de alteración o trastorno psíquico. "Es una persona centrada en la realidad. Manifiesta poco sus emociones y es poco empático, pero en todas las pruebas que se le realizaron se descartaron alteraciones psíquicas y trastornos como delirios, alucinaciones o una patología psicótica. Y tampoco consumía drogas o sustancias tóxicas que pudieran influir en su comportamiento, por lo que era plenamente consciente de sus actos". Dos de los peritos reconocieron sin embargo que presentaba rasgos de la personalidad que podían aumentar su impulsividad.

EL CRIMEN. El ministerio público consideró probado que sobre las dos y media del mediodía del 23 de noviembre de 2019, el acusado, que tenía entonces 42 años, atacó a su hermano, de 45, "y le apretó el cuello hasta causarle la muerte", que se produjo por "asfixia mecánica por compresión". Posteriormente, llamó por teléfono a la Guardia Civil de Rábade y recibió a los agentes con los brazos estirados, haciendo un gesto para que lo esposaran.

Condenado a 10 años el hombre acusado de matar a su hermano en Rábade