El Concello de Friol destina 392.000 euros a asfaltar vías y rehabilitar tres centros sociales

Se trata de los accesos a Ferreira, al núcleo de Burgo do Negral y a la iglesia de Silvela, accesos en Currás, viales en A Laxe y una pista en Tralacorda

LUGO. El equipo de gobierno del municipio de Friol ha destinado 392.000 euros a la mejora de varias pistas municipales y a la rehabilitación de tres centros sociales en diferentes parroquias.

En esta ocasión, parte del plan provincial único de colaboración con los concellos ha sido destinado a la pavimentación de diferentes vías de las parroquias del municipio. Se trata de la ejecución de tres proyectos de mejoras en el firme de un total de 31 kilómetros, todas ellas ubicadas en diferentes núcleos del rural de Friol, unas obras que ya están finalizadas.

Las vías que fueron acondicionadas son el camino de A Gándara, los accesos a Ferreira, al núcleo de Burgo do Negral y a la iglesia de Silvela, accesos en Currás, viales en A Laxe y una pista en Tralacorda. Además, también se han mejorado los caminos que comunican Mundín con Bustelo, el cruce de Castro Cancela con Ximondriz, Carballo con A Laxe y Fonte de O Can con Rodo do Muíño.

Para la realización de estas obras se llevaron a cabo movimientos de tierra para ensanchar y sanear los puntos de actuación, drenajes, trabajos de limpieza y reapertura de cunetas, reparación de tramos con gravillón o aplicación de riego asfáltico, entre otras.

Otro de los proyectos ejecutados es la rehabilitación de tres centros sociales ubicados en las parroquias de Roimil, Carlín y del núcleo de A Laxe. Los trabajos llevados a cabo consistieron en renovar cubiertas, impermeabilizar interiores y acondicionar las partes exteriores. También están trabajando en los últimos detalles del centro social de Lea, para que en un plazo breve de tiempo los vecinos puedan disponer de estas instalaciones. En este caso, las mejoras consistieron en gestionar enganches de electricidad y de abastecimiento de agua.

Los centros que han sido rehabilitados son muy utilizados por los vecinos y, por lo tanto, eran unas obras muy demandadas y necesarias, por lo que el Concello decidió llevar a cabo el proyecto y así poder disponer de los locales.