viernes. 10.04.2020 |
El tiempo
viernes. 10.04.2020
El tiempo

Castroverde y Rábade acaban con la tradicional hegemonía azul

Votantes en una mesa electoral de Friol. XESÚS PONTE
Votantes en una mesa electoral de Friol. XESÚS PONTE

Los socialistas rozan también la victoria en O Corgo ante los populares, que consiguen sus mejores resultados en Friol

El PSOE irrumpió con fuerza en uno de los grandes feudos del PP en la provincia, la comarca de Lugo, ya que, tras la aplastante victoria popular en 2015 y 2016 en los siete municipios, esta vez los socialistas fueron capaces de acabar con la hegemonía azul en Castroverde y Rábade, e incluso llegaron a rozar la victoria en O Corgo.

Especialmente significativos fueron sus resultados en Rábade, un enclave en el que el PP solo había cedido la victoria hasta ahora a Independientes por Rábade, en comicios municipales, y se mantenía imbatible en las restantes convocatorias electorales.

El de Castroverde también fue un triunfo significativo para el PSOE, ya que a pesar de estar en la alcaldía, en las elecciones generales de 2015 y 2016 se quedó lejos de los populares. Esta vez, logró superar la barrera del 40% de los votos, en lo que fue su mejor resultado en la comarca.

En el caso de O Corgo, solo 25 votos separaron en esta ocasión a los de Pedro Sánchez de conseguir otra victoria simbólica en un municipio en el que en las anteriores elecciones, en 2016, el PP casi duplicó en votos a los socialistas (1.014 frente a 541).

En los restantes concellos de la comarca (Portomarín, Guntín, Outeiro de Rei y Friol), aún sufriendo una pérdida significativa de apoyos -de entre siete y 15 puntos porcentuales-, el PP logró mantenerse con claridad como principal fuerza, salvando los muebles a la vista de la debacle general del partido en la noche electoral.

Los mejores resultados de los populares se registraron en Friol, al acaparar casi el 59% de los sufragios. Este municipio, uno de los grandes feudos del PP en la provincia, volvió a cumplir con la tradición y se situó a la cabeza en cuanto a participación, al acudir a las urnas el 81,78% de los vecinos censados.

TERCERA VÍA. Más igualdad hubo en la disputa por hacerse con la tercera plaza en la comarca, al producirse prácticamente un empate técnico entre Ciudadanos y Podemos.

Así, los primeros lograron 41 votos más que los segundos en el cómputo global de los siete concellos de la comarca -910 frente a 869-, aunque la formación morada fue la tercera fuerza en cuatro de ellos.

No obstante, ni uno ni otro fueron una amenaza real para el bipartidismo y sus mejores resultados los obtuvieron en Rábade, con un 8,98% de los votos para Podemos y un 8,75% para Cs, en una prueba más de esa igualdad en la contienda electoral.

VOX, MUY CERCA. Otro de los aspectos destacados fue la aparición en escena de Vox, otra de las tónicas de esta jornada. Aunque se quedó porcentualmente por debajo de sus resultados a nivel nacional, con sus 699 votos se aupó al quinto puesto en la preferencia de los vecinos, superó al BNG y no se quedó muy lejos de Podemos y Ciudadanos. La formación que lidera Santiago Abascal tuvo su mejor resultado en Rábade, en donde superó el 7% de apoyos.

El Bloque fue sexto tras el escrutinio, con 620 votos, y En Marea salió mal parada de su ruptura con Podemos y se convirtió en la noche de este domingo en una fuerza irrelevante en la comarca de Lugo, al quedarse al final por debajo de los 100 votos en el conjunto de los siete concellos.

Castroverde y Rábade acaban con la tradicional hegemonía azul
Comentarios