Arte emergente de nombre propio

Ana Cabanes, de Rábade, participa en un proyecto colectivo con una obra de alambres, botellas y tapones
G
photo_camera Ana Cabanes, al recibir el Premio Extraordinario en la Ramón Falcón. EP

Ana Cabanes Fontao, que como artista se queda con Cabanes Fontao, es una de las participantes en el proyecto colectivo Nomes Propios, cuyo objetivo es sacar las obras, sobre todo de arte contemporáneo, relacionadas con Galicia y realizadas por autores emergentes, de sus lugares de exposición y acercarlas a la calle, aunque sea a través de la fotografía.

Ana es de A Coruña y vecina de Rábade desde hace un año y medio. Ha puesto su granito de arena en esta iniciativa colectiva con la escultura ‘Arrecifes’, una obra realizada a base de alambres, botellas y tapones que la joven ha ido recogiendo en sus muchas salidas a la naturaleza con el objetivo de eliminar los residuos que deja el ser humano.

G
'Arrefices', de Cabanes Fontao. EP

La pieza en vivo y directo se puede ver en Barcelona, ya que ella actualmente está en una residencia artística en Sitges, pero, a través de imágenes, la escultura está al alcance de los vecinos de A Guarda y de Santa Comba. A cambio, ella, con la colaboración del Concello de Rábade, llevó a la localidad lucense los trabajos firmados por Sara Giunta, Eva Antelo o Alba Matilla, que se pueden observar en la céntrica estación de tren rabadense.

Cabanes Fontao llegó a este proyecto colectivo, que también se puede seguir en Instagram a través de la cuenta nomespropios, por las redes sociales. Ahí encontró un escaparate más para exponer su creatividad, siempre vinculada a la naturaleza y a la ecología. Que se quería dedicar al arte social, explica, lo sabía desde siempre, así que, empujada por ello, estudió Escultura en A Coruña y este año remató Serigrafía en la Ramón Falcón de Lugo, donde recibió el Premio Extraordinario al mejor expediente académico.

Comentarios