lunes. 16.12.2019 |
El tiempo
lunes. 16.12.2019
El tiempo

Ana Freire: "Mis padres no me inculcaron el estereotipo de que la tecnología es cosa de hombres"

Ana Freire. EP
Ana Freire. EP
La rabadense ha sido reconocida por la Real Academia de Ciencias con el Premio Joven Talento Científico Femenino

ANA FREIRE fue en su Rábade natal una niña que soñaba entre los ordenadores de la empresa familiar, Comercial Freire. Con 36 años, es hoy una de las ingenieras informáticas con mayor proyección en España. Docente en la Universidad Pompeu Fabra, la Fundación Real Academia de Ciencias la ha reconocido hace unos días con el Premio Joven Talento Científico Femenino, que suma a otros galardones como el Big Data Talent Award —por su tesis doctoral— o el Ada Byron Joven de la Universidad de Deusto.

¿Qué supone recibir este premio?
Es un honor, ya que reconoce el impacto social de la investigación en tecnología, pero además da a conocer el trabajo de la mujer en la ciencia y genera referentes para las científicas del futuro, ayudando a reducir la brecha de género en ciencia y tecnología.

Creo que fueron los ordenadores del negocio de sus padres en Rábade los que despertaron su interés por la informática.
Así es. Mi familia compró uno de los primeros, a finales de los 80, y yo solía entretenerme con él, hasta que aprendí a manejarlo.

¿Cómo de esa primera curiosidad pasó a estudiar Informática?
Fue muy importante ver todo lo que podía hacer con una máquina, y que podía ser divertido. Mis padres impidieron que creciera con el estereotipo de que la tecnología es cosa de hombres y muy difícil de entender, que es uno de los factores que aleja a las chicas de las carreras tecnológicas.

Ha contribuido a la utilización de la inteligencia artificial para identificar comportamientos suicidas en las redes. ¿Cómo de una frase en Twitter se llega a una persona que sufre?Trabajamos con psicólogos especialistas en enfermedades mentales, que nos proporcionan frases usadas por personas con tendencias suicidas, y que utilizamos para filtrar tweets. Una vez tenemos un conjunto, los psicólogos los revisan para identificar cuáles corresponden a usuarios con tendencias suicidas, y el resultado es la entrada a algoritmos de inteligencia artificial que aprenden las características comunes a todos aquellos individuos que fueron clasificados manualmente.

¿Qué precisión han logrado?
Hemos alcanzado una precisión de un 85%, pero continuamos trabajando para mejorar este resultado.

Implicada en reducir la brecha de género en tecnología, entre sus logros destaca el desarrollo de la inteligencia artificial para detectar comportamientos suicidas en las redes sociales o el ahorro energético en motores de búsqueda

¿La impulsaron las cifras abrumadoras de suicidio en España?
Sí, en España hay más del doble de muertes por suicidio que por accidentes de tráfico, en 2018 se registraron más de 3.500 fallecidos. Hay muchas campañas, afortunadamente, para disminuir los accidentes, pero ninguna en el ámbito de la salud mental. Al mismo tiempo, vimos que algunos usuarios de redes mostraban tendencias suicidas en sus publicaciones, por lo que comenzamos a investigar en su detección.

¿En qué fase de desarrollo está esta aplicación?
En el Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Universidad Pompeu Fabra nos concedieron financiación para empezar a desarrollarla. Ahora estamos optimizando el algoritmo para ponerlo en marcha, para lo que necesitaremos más financiación.

¿Qué se siente al trabajar en una investigación que puede salvar vidas?
Falta ponerla en marcha, pero si conseguimos ayudar aunque sea solo a una persona, será ya todo un éxito. Es muy satisfactorio diseñar tecnología con una aplicación social tan humana.

¿Qué idea tiene del uso de las redes sociales? Bien usadas nos aportan múltiples beneficios, pero si se expone la vida personal recomiendo encarecidamente tener un perfil privado y seleccionar amistades. No tiene sentido compartir con quien no hay contacto en la vida real.

Para combatir los estereotipos de género asociados a las carreras de ciencias impulsa el certamen educativo Wisibilízalas. ¿Qué resultados está dando este programa?
La mayor parte de los más de 1.000 estudiantes de España, Venezuela, Ecuador y México que participaron afirma que antes no podían nombrar ni a la primera mujer trabajando en tecnología. Ahora conocen a más de 400. Animo a todos los centros a participar, pues el plazo de inscripción está abierto hasta el 15 de diciembre.

Satisface mucho diseñar una tecnología con una aplicación tan humana

¿Qué le diría hoy a una niña que quisiese estudiar Informática?
Que están en el momento de decidir libremente lo que quieren hacer, sin limitación. Los estereotipos de género asociados a ciencia y tecnología no existen en otros países como India, donde la mayor parte de las estudiantes de Ingeniería Informática son mujeres. Varias publicaciones aseguran que en 2020 no se cubrirán cientos de miles de puestos de trabajo tecnológicos en Europa por falta de personal cualificado. No podemos dejar a la mujer fuera.

¿Cuántas mujeres trabajan, por ejemplo, en su equipo?
Mi equipo de investigación es una excepción, pues la mayoría somos mujeres, quizá porque hacemos proyectos muy aplicados, con impacto social, y eso nos atrae. Sin embargo, otros grupos en el mismo departamento se componen mayoritariamente por hombres, lo que es un error, porque los equipos tienen que ser diversos.

¿Qué nota le pone a España en el apoyo a la investigación?
Es una tarea incompleta. Hay un gran talento, pero muchos investigadores se han tenido que ir al extranjero por falta de recursos. La inversión se aleja de la media europea, y se ve cada vez más difícil llegar al 2% de PIB solicitado por la comunidad científica.

"La negación del cambio climático lo ha transformado en una emergencia"
Ana Freire dirige también el Centre d´Estudis sobre Sostenibilitat de la Universidad Pompeu Fabra, un tema al que la vincula su tesis sobre eficiencia energética en motores de búsqueda.

¿Cuál debe ser el papel de la universidad para la sostenibilidad?
La universidad puede impulsar una investigación multidisciplinar que contribuya a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Pero es necesario renovar ciertas áreas y fomentar la interacción entre departamentos. Aquí entran en juego los gobiernos, para dotar de recursos a las universidades.

Aún se escucha a ciertos políticos negar el cambio climático...
Los expertos en el cambio climático son los científicos, y reclaman medidas urgentes. Es la negación organizada del cambio climático por ciertos gobiernos y empresas la que lo ha convertido en una emergencia.

Ana Freire: "Mis padres no me inculcaron el estereotipo de que la...
Comentarios