domingo. 20.09.2020 |
El tiempo
domingo. 20.09.2020
El tiempo

''Si está en un agujero negro, no se rinda, hay salida''

haw.jpg
haw.jpg

Galicia despidió este sábado a Stephen Hawking, uno de sus más ilustres visitantes en los últimos tiempos, que finalizó su 'gira' con una conferencia ante 1.700 personas. Minutos antes, Hawking había recogido el I Premio Fonseca a la Divulgación Científica, epicentro de una visita que se alargó toda una semana pese a estar pensada en un principio para poco más de 48 horas.

Este Premio, otorgado por el Consorcio de Santiago y la Universidad de Santiago de Compostela  quiso reconocer la importante labor del físico en la transferencia de conocimiento desde las elites científicas al conjunto de la sociedad.

''Salir de un agujero negro''

Hawking empezó su conferencia agradeciendo el cariño recibido durante esta semana añadiendo que ''guardará Santiago y Galicia como uno de sus recuerdos más queridos''. A continuación dio muestras de su capacidad para hacer accesible los complejos conceptos de la Física teórica actual que lo llevaron a ser seguramente el científico más popular desde Albert Eistein.

Sus colegas no dudan en afirmar que su contribución a la Ciencia, aunque importante, queda lejos de los grandes físicos de las últimas décadas, pero que su fama es más que merecida por su cercanía y facilidad para convertir el conocimiento hermético en un juego de niños.

La conferencia, modulada suavemente por el sintetizador de voz que lo acompaña desde 1985, se centró en una de sus especialidades, los agujeros negros, desde su elucubración primitiva hace más de dos siglos hasta las más modernas teorías sobre su existencia.

No dudó en tirar de algún recurso humorístico, como cuando afirmó que con el bautizo de los agujeros negros, hace cinco décadas, ''los franceses, siendo franceses, no podían dejar de verles cierto contenido picaresco'', o que ''aunque soy un entusiasta de los viajes especiales, creo que me abstendré de averiguar como es el interior de un agujero negro''.

Hubo tiempo para hablar del 'Gran colisionador de hadrones' (LHC) de Ginebra y de como ''después de todo, podría darme el Premio Nobel'' o de la importancia de conocer el pasado para no perder nuestra identidad.

Casi una hora de clase magistral en la que con una simplicidad abrumadora se mezclaron principios científicos, metafísicos e incluso religiosos. La audiencia rompió en aplausos con la última frase, que trasciende su significado literal teniendo en cuenta quien la pronuncia: ''si usted piensa que está en un agujero negro, no se rinda, porque hay salida''.

Programa ConCiencia
La visita de Hawking ha sido el hito más mediático del Programa ConCiencia de la Universidade de Santiago pero no puede eclipsar el trabajo que lleva realizando en los últimos años.

Desde entonces, este programa ha traído a Santiago y Galicia importantes científicos de todas las disciplinas científicas, premios Nobel, -o equivalente en su modalidad- como el matemático John Nash o el médico Harold Elliot Varmus.

El Programa ConCiencia no pretende únicamente que los invitados visiten la ciudad o den una serie de conferencias sino que busca su integración con el tejido social e investigador durante su estancia.
En el caso de Hawking, que tras una semana en Galicia, no dudó en dejarse ver en Noia o Fisterra, realizar un tramo del Camino de Santiago y hacer las delicias de cientos de estudiantes de Secundaria, el objetivo parece más que conseguido.

Reconocimiento institucional
El rector de la Universidad de Santiago, Senén Barro, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo y el director del Programa ConCiencia -germen del Premio Fonseca- quisieron destacar la colaboración que en todo momento recibieron de Stephen Hawking y de su equipo, a pesar de las complicaciones para organizar una visita de estas características.

Barro afirmó que la fama del primer galardonado pone este premio "en órbita", otorgando un brillo merecido por una ''universidad cinco veces centenaria''. Bugallo, que confesó que al principio fue incrédulo ante las posibilidades de traer al científico a Santiago, reconoció que fue el propio Hawking quien solicitó alargar una visita que se convirtió ''en una de las semanas más grandes vividas por la ciudad en los últimos tiempos''.

Jorge Mira incidió en la importancia del recibimiento a Hawking durante esta semana, especialmente por parte de los más jóvenes. ''Los niños quieren ser futbolistas porque ven a Ronaldinho. Esperemos que ahora quieran ser científicos porque han conocido a Hawking''.

''Si está en un agujero negro, no se rinda, hay salida''
Comentarios