Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

LUIS CÉSAR PROPONE UN LUGO QUE SEA AGRESIVO SOBRE TODO

"Un entrenador debe ser como un buen cocinero"

De Dios, Luis César y Saqués
De Dios, Luis César y Saqués
Admite en su presentación con el Lugo que quiere "ser un técnico completo y con muchos modelos de juego"

Luis César Sampedro vivió ayer su bautismo como entrenador del Lugo en una rueda de prensa en la que se mostró como un técnico "feliz", lleno de ilusión y también en plena evolución, ya que regresa a Galicia doce años después de su experiencia en el Rácing de Ferrol.

"Soy un privilegiado y por fin volví a Galicia después de doce años. Salí un día, de repente, y me ha costado doce años volver. En ese tiempo cambió Luis César y todo en la vida. El fútbol evoluciona y creo que un entrenador tiene que ser como un buen cocinero, saber cocinar muchos platos. Hay que saber hacer un arroz con bogavante, pero también un cocido, una fabada asturiana y unos huevos fritos. Un entrenador que solo sabe hacer una cosa es un entrenador incompleto. Soy diferente a como era en el año 2000, cuando empecé como entrenador. Sé hacer más cosas y a veces reviso lo que hacía en su momento y pensaba que hacía las cosas; ahora miro y digo: ‘qué paquete era’. Hacía una mala ensalada. Ahora a la ensalada se le echan muchas más cosas. Quiero ser un entrenador completo y tengo que saber entrenar muchos modelos de juego», comentó.

En su presentación como técnico rojiblanco, Luis César Sampedro se mostró muy contento por esta oportunidad y el reto que supone. «Estoy tremendamente feliz por dirigir al Lugo, para mí es una gran satisfacción y una ilusión tremenda dirigir al Lugo en Segunda División. Espero que sea un año muy positivo para todos, que todos disfrutemos de los resultados. Vamos a dedicar trabajo, tener todo el compromiso y el esfuerzo. Soy un profesional que lo da todo y en eso creo que no habrá ningún reproche hacia mí. Voy a ser un hombre entregado al club. Es mi obligación dedicar sangre, sudor y lágrimas al club que me contrata. Me siento un privilegiado por dirigir al Lugo», dijo.

El nuevo entrenador del Lugo tiene claro que ahora empieza un trabajo fuerte e intenso para la confección de una plantilla con hasta 15 jugadores con contrato en vigor y varios más que lo terminan el próximo día 30. Luis César insistió a este respecto que todavía es muy pronto y que en los próximos días habrá reuniones para tomar decisiones sobre la configuración del plantel. «Estoy pendiente de reunirme con Emilio de Dios (director deportivo) para hablar de estas cosas. Estoy aterrizando y ahora definiremos los jugadores que son interesantes para el club», indicó el técnico arousano.
Uno de los aspectos que dejó claro el nuevo entrenador del Lugo es que no le gustan las plantillas especialmente numerosas y que no es partidiario de ocupar las 25 fichas, ni por gestión de vestuario ni por proyección de los jugadores de la cantera.

«Hay que valorar los jugadores que tenemos, en qué podemos mejorar, qué jugadores queremos contratar, qué presupuesto tenemos y qué competencia queremos en la plantilla. Realmente juegan once, por lo que no me gustan las plantillas de 25 jugadores, ya que hay 14 descontentos. Y después están los tres cambios, también descontentos, con lo que te juntas con 25 tíos y solo hay ocho contentos, que son los que juegan los noventa minutos. Con muchos jugadores das menos oportunidades a los demás. Pefiero tener buenos jugadores aunque seamos menos. Hay que ver el presupuesto y definir la línea y, además, hay que tener la puerta abierta para los chavales de la cantera. Con 25 fichas esa puerta no está abierta», manifestó.

Luis César Sampedro, que se compromete por una temporada con la posibilidad de que esa unión se amplíe durante alguna más, habló también sobre objetivos, pero especialmente insistió en que le gusta la regularidad. «El objetivo de los entrenadores es ganar partidos, el objetivo es vencer todos los meses, ser regular. Soy muy ambicioso y coherente, hay que hacer muchos puntos cada mes, quiero regularidad y no ser un equipo que haga un mes fantástico y otro no. Me gustan los equipos que juegan bien y defienden bien, esos conjuntos que son ambiciosos atacando y también defendiendo, equipos regulares y completos, y también está claro que hay que tener suerte y acertar en los fichajes», indicó.

Sampedro habló de sus referentes como entrenador. «Tuve buenos entrenadores cuando fui jugador y de unos coges más que de otros, siempre tuve vocación por observar lo que hacían los entrenadores. Tengo 50 años y llevo viviendo del fútbol desde los 17, cuando cobré el primer sueldo, 15.000 pesetas en el Arousa. Desde los 17 hasta los 34, cuando me retiré, vi de todo en un vestuario y luego, como entrenador, estuve en varios equipos con jugadores de todo tipo. Creo que soy mejor ahora que hace 16 años, cuando empecé», finalizó.

"Un entrenador debe ser como un buen cocinero"
Comentarios