Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

"Nos hemos bloqueado ante su empuje y no supimos reaccionar"

Lisardo Gómez protesta ante uno de los árbitros en presencia de Sergio Sánchez.
Lisardo Gómez protesta ante uno de los árbitros en presencia de Sergio Sánchez.
Lisardo Gómez dice que el equipo no logró recuperarse físicamente del partido del domingo

Lisardo Gómez, entrenador del Breogán, reconoció que su equipo no tuvo capacidad de reacción frente a «la dureza, intensidad y agresividad» con la que jugó el Ourense el último partido del play off de ascenso.

«Nosotros tuvimos nuestra oportunidad en Lugo, lo tuvimos muy cerca. Llegamos a Ourense con algún jugador clave muy cansado y nuestra opción pasaba por dar un golpe de autoridad al principio y que ellos se pudieran venir abajo. Lo intentamos, pero el Ourense, con un jugador como Suka-Umu, marcó diferencias tanto ofensiva como defensivamente y fueron recortando puntos», explica.

Decisivo. "Nosotros llegamos con algún jugador clave muy cansado y para ellos Suka-Umu marcó las diferencias"

En esta situación, según Lisardo Gómez, el Breogán «se fue hundiendo y no tuvimos capacidad de reacción». Ante el empuje del Ourense en el segundo cuarto, el técnico lucense dijo que intentaron buscar soluciones, pero «ellos aumentaron su dureza y nos quedamos bloqueados, no supimos jugar, en defensa no estuvimos a su nivel y nos dejamos avasallar».

Lisardo Gómez dio las gracias a la afición lucense por «el pedazo de espectáculo que dieron» y, aunque ayer decía que «no era el momento de hablar» de su continuidad, aseguró que le gustaría «continuar en el Breogán», con el que tiene contrato en vigor.

Futuro. "Me gustaría seguir en el Breogán la próxima temporada, pero no es el momento de hablar sobre este tema"

El técnico no quiso hablar de los árbitros. «Si no lo hice el domingo, hoy (por ayer) tampoco. Los vídeos están para que cualquiera pueda ver lo que sucedió», comentó visiblemente contrariado.

Sobre el ánimo del equipo, aseguró que todos sus hombres están hundidos. «Lo teníamos en nuestras manos y no pudo ser. Tras el partido del domingo en Lugo nos levantamos anímicamente, pero no físicamente», dijo para explicar lo sucedido.

"Nos hemos bloqueado ante su empuje y no supimos reaccionar"
Comentarios