viernes. 18.06.2021 |
El tiempo
viernes. 18.06.2021
El tiempo

Severino Romay Anseán

Severino_Romay_Ansean_CROMO

Severino Romay, el precursor de Ángel Lepaspi 

En la última jornada de 1952, es el único quinielista español que obtiene los máximos resultados, y por partida doble

El Progreso 01/06/2021

TAL DÍA COMO hoy, el 1 de junio de 1952, se juega la última jornada de la quiniela. Son partidos correspondientes a las liguillas que dirimen quiénes ascienden, permanecen o descienden.

En España existen las quinielas desde seis años antes, el 22 de septiembre de 1946, aunque en un bar de Santander, La Callealtera, regentado por los hermanos González Lavín, ya se hacen estas apuestas desde 1929. 

Se comienza a jugar con una combinación de siete partidos y el número de goles que se marcan, pues la falta de experiencia hace creer que acertar únicamente los resultados va a estar al alcance de cualquier aficionado.

Pronto se descubren dos cosas. Que apostar a los goles marcados produce unas complicaciones grandiosas para saber quién gana y que no es tan sencillo dar con el resultado. Todo se simplifica si se suben a 14 las casillas, como se acuerda en 1948, Nace el 1X2, un método sencillo, pero tan difícil como con los goles.

Volvemos a 1952 para leer en toda la prensa que nadie ha sido capaz de clavar el pleno a los 14 y que solo hay dos boletos con 13 aciertos  sellados por la misma persona, que además tiene otras 16 columnas con 12 aciertos. Todo un récord.

La noticia de Cifra también revela la identidad del apostante. Se trata del relojero lucense Severino Romay Anseán (Lugo, 1917), al que le corresponde un premio de 245.087,70 pesetas, alejado del millón y pico que se ha repartido en una ocasión anterior.

No obstante, el hecho es de gran trascendencia y la entrega se celebra en el Ayuntamiento de manos del alcalde, Luis Ameijide Aguiar, recién llegado al cargo, y en presencia del delegado del Patronato, Lorenzana Prado. Lugo prepara el terreno para la llegada de Ángel Legaspi.

Severino pertenece a una familia originaria de San Xillao de Rubiás, en Lugo. Es hijo de Faustino Romay Ruíz y hermano de Celestino, Elíseo, Dionisio, Claudina, Enrique, Manuel, Camilo, Basilisa, Andrés y Elena.

Ya ha cobrado premios menores. También la Diputación se lleva este año alrededor de 250.000 pts a las que tiene derecho de acuerdo con lo apostado y el señor Lorenzana informa que en esta temporada, Lugo ha cobrado 150.000 pts más de lo jugado.

Severino se había establecido como relojero el año 1947 en la casa de Manuel Somoza Salgado de la Plaza de Santo Domingo, 9, o para mayor precisión, el Edificio del Mercantil. 

Vende relojes de pared, bolsillo y pulsera, así como despertadores. Todos sus artículos y sus composturas tienen garantía. Sus marcas son las mejores del momento,  Omega, Cima, Longines, Certina o Movado.

En 1950 cierra unos meses por reformas y reabre como Taller de relojería, platería, joyería, grabado y óptica. Los talleres, dice su publicidad, son atendidos por el propio dueño. 

Lo suyo no puede achacarse a la casualidad, pues es un gran aficionado y todas las semana cubre muchas quinielas. En esta jornada 36 sólo se le escapa la victoria que el Alcoyano, el famoso equipo de la moral, obtiene en el campo del Gijón, (1-2).

A tres pesetas el boleto, se rellenan 226.133 y se recaudan 678.399 pts. Para premios (55%), son 373.119,45 pts; un 30 para beneficencia, un 3, para educación física y un 12, para los gastos.  

La Relojería de Romay patrocina el I Concurso Provincial de Pesca de Lugo, celebrado entre 20 participantes en aguas del Miño a su paso por  Santalla de Quinte (O Corgo), organizado por la peluquería Saavedra. Se gana el reloj Luciano Bermúdez con 30 piezas.  

Severino Romay Anseán
Comentarios