jueves. 15.04.2021 |
El tiempo
jueves. 15.04.2021
El tiempo

Serafín García Fernández

Serafin_Garcia_Fernandez_CROMO

Serafín García, pionero en la investigación de la zeína

El químico de Becerreá era hijo del último presidente de la Diputación de Lugo en 1936

El Progreso 07/02/2021

ESTE AÑO SE cumple el centenario del nacimiento del catedrático de Farmacia y eminente químico Serafín García Fernández (Becerreá, 1921), nacido en Vilachá Pedrosa, el lugar de Santa Mariña da Veiga, desde donde su padre, el abogado Octavio García Fernández, organiza su actividad política y profesional que le lleva a ser juez municipal, alcalde de Becerreá, diputado provincial y último presidente de la Diputación Provincial con la República.

Octavio, casado con Ana Fernández Poy, muere donde nace en 1953, aunque según aquel libelo contra los Rosón que lanza Interviú (1978), ya había sido “vilmente asesinado” por Antonio Rosón tres lustros antes. La acusación es fácil de rebatir, pues basta buscar su esquela en El Progreso.

Serafín estudia en Lugo y en Santiago hace las carreras de Farmacia (1944) y Química (1946) con notas insuperables, por lo que recibe el premio “Fernández Carril” al mejor expediente.

Consigue una plaza de profesor adjunto en Farmacia (1947-1967), y a partir de entonces su actividad docente e investigadora va a discurrir en paralelo a la del catedrático de Ribadeo Enrique Otero Aenlle, también alcalde de Santiago y gobernador civil de Lugo y Salamanca.

Así, juntos presentan el trabajo “Extracción de la zeína” _ una proteína del maíz _, al II Congreso Hispano Portugués de Farmacia que se celebra en Santiago. Cuando Otero marche a Barcelona, él lo sustituye en Santiago, y finalmente, también obtendrá cátedra en la Universidad barcelonesa.

Entre los años 1948 y 1952 había sido becario del CSIC. Durante ese tiempo lleva a cabo investigaciones en Francia, dentro del Institut Pasteur de París, y en el Deutscher Akademischer Austanschdients, de Bonn y en Kiel (Alemania).

El año 1959 sufre un accidente de tráfico en Guísamo, cuando viaja hacia Lugo con Francisco Río Barja y Francisco Porto Mella, estrellando el coche contra un árbol sin graves consecuencias.
En 1967 obtiene la cátedra de Técnica Física y Fisicoquímica aplicada en   Santiago, donde permanece hasta 1973, cuando se traslada a  Barcelona.

Allí protagoniza un caso similar al vivido por su padre siendo candidato a diputado provincial el año 1915, cargo al que no puede acceder por culpa de una documentación traspapelada, posiblemente por la acción directa de alguno de sus competidores.

En el caso de Serafín, no es él el perjudicado, sino Maria dels Àngels Adrià Casas, candidata en 1986 a una plaza fija de profesora titular en Farmacia y a la que se le birla un documento que tarda 13 años en recuperar, tiempo en el que no puede ejercer la docencia. Serafín es el presidente del tribunal y el primero en denunciar que existe esa documentación y que la mujer está siendo víctima de una conjura por parte de la universidad o de un competidor.

Algunas de sus investigaciones, además de las referidas a la zeína, al aceite de maíz y a otros aspectos de la planta, se centran en las sales alcalinas de ácidos grasos, la espumación de jabones, la bilis humana y el colesterol. También traduce con  Sanz Pedrero el famoso libro "Physical Pharmacy", de Alfred Martin.

Es correspondiente de la Real Academia de Farmacia, e integra con Ramón María Aller, Otero Aenlle y Ernesto Rivera Tomasich, entre otros, la sección gallega de la Real Sociedad Española de Física y Química, a cuyas Bodas de Oro asiste con los citados y con Rafael Cadórniga, y en donde expone un trabajo sobre el maíz.

Se había casado en 1950 con María Teresa Campello Vázquez, licenciada en Filosofía y Letras.
 

Serafín García Fernández
Comentarios