miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

Pío Núñez Rodríguez

Pio_Nuñez_Rodriguez_CROMO

Pío Núñez, el hombre que trajo las superproducciones

Nace en Castro de Rei, triunfa en América con los Trovadores de España y regresa para acometer grandes programas de tv

El Progreso 06/01/2022

QUIEN LLEGUE EN coche al centro de Bretoña, seguramente aparcará en la plaza dedicada a los maestros Núñez Rodríguez. Son los padres de Pío Núñez Rodríguez (Castro de Rei, 1940), que allí ejercen la docencia. A él le gusta hablar de su cuna con toda precisión, es decir la parroquia de San Xoán da Azúmara.    

Y esa buena enseñanza que recibe en su casa de Bretoña continúa en el Seminario y en los Maristas de Lugo. Cuando llega a la ciudad el padre Patrick Peyton _ recuerden, el de “la familia que reza unida permanece unida” _, se organiza en la Plaza de España una jornada de exaltación mariana con varios cuadros vivientes, en uno de los cuales Pío representa a un sacerdote del templo impresionado por la sabiduría del niño Jesucristo. 

Docenas de adolescentes escenifican con él los Misterios del Rosario. Es la primera vez que Pío sube a un escenario.

Entonces es huésped de la pensión El Mirador, de San Pedro 13, y allí paran también los artistas del Teatro Argentino y los que actúan en el Gran Teatro. Sus trajes, sus perfumes y el encanto que a sus vidas se les supone conquistan de alguna manera a Pío, que ya anda metido en rondallas, igual que Francisco Cacharro.

De Lugo va a Madrid para estudiar Derecho en la Complutense, pero en el medio crea una tuna para hacer las Américas con ella. Navega a Cartagena de Indias con idea de estar un mes por allí, pero la aventura se prolonga hasta los nueve años. La tuna se convierte en Los Trovadores de España, y una vez trasladados a los Estados Unidos, actúan en los mejores locales, como el Tropicoro de San Juan, y con los artistas más destacados entonces, como Sammy David Jr. o Liza Minelli.

Donde y con quien haga falta, porque el conjunto, nueve hombres con chaquetilla de torero y dos mujeres de moño y pendientes, es reclamado como uno de los grandes animadores de las noches.

Pío ejerce de director y arreglista y uno de los socios es su primo José Núñez. Entre sus éxitos, ‘Yo soy aquel’ y ‘El Cordobés’, así como otros que no suenan tan españoles, como ‘Il Mondo’ y ‘Et maintenant’. 

Cuando muere Franco, toma un avión para verlo pasar por la Plaza de España camino de Cuelgamuros. Fue una lástima no vernos porque yo estuve allí, corriendo desde Bailén para contar lloros y desmayos a la agencia Efe. 

Luego, cuando fallece su madre, regresa definitivamente con aquella experiencia a cuestas, de modo que no tiene miedo de lanzarse a la producción de grandes programas televisivos como ‘Las Vegas, Las Vegas’; ‘Horas doradas’ o ‘Sábado noche’. 

Para el primero de ellos, grabado en esa ciudad, cuenta con The Platters, Dionne Warwick, Serranito y Danny Daniel. Para el segundo, desde Hamilton (Canadá), con  Aretha Franklin, Jerry Lewis, Charles Aznavour, Tina Turner,  Rocío Jurado, Paloma San Basilio, Raphael… Y para el tercero, presentado por Carlos Herrera y Bibí Andersen, otros tantos.     

En su historial figuran otros muchos, como ‘Noche de coplas’ y ‘Primero Izquierda’, ambos con Carlos Herrera; Chan-ta-ta-chán, con Juan Tamariz, y ‘Como Pedro por su casa’, con Pedro Ruiz.

Ya en 1999 se atreve con la superproducción ‘Camino de Santiago’, de Robert Young, para la que contrata a varios pesos pesados de Hollywood: Anne Archer, Anthony Quinn, Robert Wagner o Charlton Heston, cuyo paso por Lugo se recuerda como una efemérides.

Es cuando crea en Madrid los grandiosos estudios cinematográficos El Álamo, donde se rodarán ‘Mar adentro’, ‘Alatriste’ o ‘Los otros’, series de tv y concursos como ‘Gran Prix’ y ‘El gran juego de la oca’. 

Todo un currículum.
 

Pío Núñez Rodríguez