viernes. 07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo

Pablo Fuenteseca Díaz

Pablo_Fuenteseca_Diaz_CROMO

Pablo Fuenteseca, todo el Derecho Romano

El catedrático de Cospeito es profesor del Rey Felipe VI un vez jubilado en la Autónoma

El Progreso 22/04/2021

TUVO TODO EL Derecho Romano en la cabeza y lo escribió en su monumental Historia y en docenas de monografías. Ahora que Lugo parece respirar con mayor pulsión todo lo romano, no estaría de más que la fiesta abarcase también a hombres como Pablo Fuenteseca Díaz (Cospeito, 1922), que hicieron su particular Arde Lucus de ciencia y conocimiento, no vaya a ser que pasemos a la historia como una generación de juerguistas.

Cursa el bachillerato en el Instituto lucense y ya su profesor Xosé Filgueira Valverde se refiere a él como uno de sus orgullos docentes, según testimonio de Fernández de Buján.

Estudia Derecho y Filosofía en Santiago, donde acaba la primera con premio extraordinario. Fue profesor ayudante de Historia Antigua y de la Escuela Social en un curso donde tuvo como colegas a Luis García Arias, Tomás Pedret Casado, Camilo Barcia Trelles, Ramón Buide Laverde, Luis Legaz Lacambra y Laureano López Rodó, entre otros.

La presencia de Álvaro D´Ors en Santiago, el más destacado romanista español del siglo, resulta fundamental para decidir la vocación de Fuenteseca hacia el derecho romano. De D´Ors publicará en 2004 una extensa semblanza.

Doctor en Derecho con Premio Extraordinario por la Universidad Central de Madrid en 1950, amplía estudios en Roma, gracias a una beca de Asuntos Exteriores en el Istituto di Diritto Romano de la Università La Sapienza, y después, en la Fundación Alexander von Humboldt y en el Instituto Leopold Wenger, de las universidades alemanas de   Heidelberg y de Munich, respectivamente.

En ambas ocasiones trabaja con el profesor Wolgang Kunkel, a quien considera su segunda referencia intelectual, después de D´Ors. Tendrá una cuarta experiencia internacional el año 1961, becado por el Institut de Droit Romain, en la Sorbona parisina.

Conseguida la cátedra, la ejerce en La Laguna, Salamanca y la Autónoma de Madrid, desde su fundación en 1970, a su jubilación, en 1987. En todas ellas ocupa diversas responsabilidades académicas. Verse obligado a dejar la docencia un lustro antes de lo previsto, a los 70 años, le supone una gran desilusión, pues se encuentra en plena actividad y le queda por delante larga vida.

No obstante, en ese nuevo estado es profesor del actual rey Felipe VI. Sus estancias en Cospeito, donde vive su madre Cristina Díaz, son frecuentes en todas esas épocas.

Pertenece a las más destacadas organizaciones internacionales de su especialidad, imparte conferencias y firma trabajos indispensables para la historia jurídica de Roma. Como decíamos, la Historia del Derecho romano (1963 y las sucesivas ampliaciones) y el Derecho privado romano son obras fundamentales que introducen en España el método alemán de la Dogmengeschichte, decisivo para enfocar una correcta investigación.     

De temática gallega publica O Dereito Civil de Galicia (1996) y La sede compostelana y la recepción de la idea imperial en España, además de dirigir varias tesis.

Recibe la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort y la Medalla de Plata de Galicia, entre otras distinciones. Uno de sus alumnos más destacados es el ya citado catedrático lucense de Derecho romano en la Autónoma madrileña, Antonio Fernández de Buján, que ha glosado en varios trabajos la figura de Fuenteseca, al estilo que él o Murga Gener hicieron con D´Ors.

Casado con Margarita Degeneffe, sus dos hijas, Cristina y Margarita, han seguido su estela como jurista, la segunda de ellas, también catedrática de Romano. Fallece en Madrid, el 29 de octubre de 2009.
 

Pablo Fuenteseca Díaz
Comentarios