domingo. 23.01.2022 |
El tiempo
domingo. 23.01.2022
El tiempo

Otilia Seijas García

Otilia_Seijas_Garcia_CROMO

Otilia Seijas, novelista para adultos y cuentista para niños

La maestra lucense decide pronto ser escritora, pero retrasa años la actividad 

El Progreso 29/12/2021

EN EL ÍNDICE de personajes que incluye en su libro ‘Galicia, Galicia’, Manolo Rivas califica a María Otilia Seijas García (Lugo, 1938), como “pionera en Galicia de la literatura rosa”, una afirmación que puede confundir al no avisado, porque en realidad Otilia es una escritora que habla de la moral y a la que le gusta dejarse llevar por el didactismo, sin duda por ser una profesional de la enseñanza. Lo de Rivas no deja de ser un bromazo quevedesco.

Nace en la calle de San Froilán, como le gusta precisar para que resalte su lucensismo. Y en la calle de San Froilán, que antaño fue la del Sol, juega con sus amigos durante la larga posguerra de los cuarenta que luego recrea en el libro del que más satisfecha está, ‘Los amigos lejanos’.

Su padre es maestro y la familia de su madre proviene de Diomondi, en O Saviñao. Terminados los estudios en el Femenino con muy buenas notas, pues es becada en 1949, inicia Magisterio, para ejercer luego, por ejemplo, en la Aneja de la Normal. También va a Santa Cristina de Areas, en Antas de Ulla, cuando ya se ha casado con un licenciado en Derecho de Pacios de Santa María de Piñeira (Taboada), aunque tenido por chantadino, que va a dar mucho que hablar en política, Víctor Manuel Vázquez Portomeñe, con quien tendrá tres hijos.

Es diplomada universitaria en Ciencias de la Educación, con especialización en Preescolar y Filología francesa.

Su vocación literaria arranca en la infancia. Ella lo sitúa a los 9 años, cuando descubre el placer que siente al leer ciertos libros que la emocionan. Se compromete a ser escritora, aunque no lo llevará a la práctica hasta que cuelgue el oficio de maestra, bastantes años después.

“Cuando termine Magisterio yo tengo que escribir, porque hay mucho dentro de mí y tengo que exponerlo a los demás”, se decía entonces.

Se inicia en 1989 con una obra muy comentada en Galicia, ‘Viudas de vivos’, pues a la sazón su marido ya es conselleiro de Educación y el lector quiere ver en todo ello un trasfondo biográfico. “Menos mal que me encargó el prólogo para echar por tierra esos malos pensamientos”, comenta entonces el propio Vázquez Portomeñe, que volverá a  prologar otras obras de su mujer.

En cualquier caso, en la obra de Otilia, como en la de cualquier autor, siempre se encuentran referencias a experiencias vividas, como ocurre en las dos siguientes, ‘Buceando en el pasado’ e ‘Hijos del poder’.

A la escritora le atrae también la literatura infantil, y gracias a ella recuerda cómo muchas veces recurre a los cuentos para dar sus clases de una forma más amena.

En este campo los títulos más destacados son sus   ‘Cuentos de pocas lunas’ (2011), ilustrado por Antón Lamazares, y los recientes ‘Cuentos del Cuarto Azul’ (2019), un guiño a aquel misterio del cuarto amarillo, que escribe Gastón Leroux y que tanta influencia consigue entre el público español. Esta última edición de Ir Indo está preciosamente ilustrada por María José Pulido, de la misma forma que Antón Pulido es autor de la portada de  ‘Los amigos lejanos’.

Al finalizar los ‘Cuentos de pocas lunas’, (Ir Indo) se da cuenta de que son trece, pero como no quiere ser supersticiosa, mantiene ese número.  

Otilia Seijas también es articulista, preferentemente en El Correo Gallego y en El Progreso. Recibió la medalla de oro de la Cruz Roja, es dama de la Orden del Camiño de Santiago y en el 2006 merece la medalla de oro a la labor literaria del Foro Universitario Europeo Reyes Católicos, entre otras distinciones. 

Otilia Seijas García