viernes. 18.06.2021 |
El tiempo
viernes. 18.06.2021
El tiempo

Magdalena Fernández Luaces Estoa y Miranda

Magdalena_Fernandez_Luaces_CROMO

Magdalena de Luaces, introductora del maíz en Galicia 

La mindoniense y su marido traen el cereal de América, aunque no por ello son los primeros

El Progreso 30/05/2021

LOS MESES DE verano del año 1951 Fermín Bouza-Brey los dedica a conferenciar en Argentina sobre muy diversos temas, a preparar un congreso internacional de folklore y a conversar con intelectuales de la otra orilla.

La conferencia que ofrece en el Centro Lucense tiene como figura central a una paisana y la titula “Doña Magdalena de Luaces y la introducción del cultivo del maíz en Galicia”, cuyo contenido ya había adelantado un poco antes, el mes de mayo de ese mismo año, en otra comparecencia pública celebrada en Oviedo. 

Esta mujer, de nombre completo Magdalena Fernández Luaces Estoa y Miranda (Mondoñedo,  1563), es la esposa del almirante asturiano Gonzalo Méndez de Cancio y Donlebún, nueve años mayor que ella, cuando lo nombran gobernador y capitán general de la Florida. Con él y su hijo Antonio viaja a tierras americanas, donde se convierten en grandes impulsores del cereal.

Siete años después, ambos regresan con tres arcones de cedro negro repletos de semillas de maíz para convertirse, salvo mejor opinión, en los introductores de la gramínea en Galicia, e incluso en Europa.

Bouza-Brey había  descubierto un inventario de 1729 donde se registra uno de los cofres de cedro en las posesiones de los Cancio, en Tapia de Casariego, que igualmente localiza en buen estado. Así se hace público en compañía de otros documentos sobre las idas y venidas del pirata Drake en Galicia.

Sus investigaciones se publicarán en separata del Boletín del Instituto de Estudios Asturianos,  y en los Cuadernos de Estudios Gallegos. Además de Bouza-Brey, otros investigadores como J.M. Pérez García, o Pegerto Saavedra, tratan del asunto.

El punto inicial de su estudio es la referencia del clérigo Francisco Villaamil, quien afirma que el pan indio se empieza a cultivar en las Vegas de Bría, traído de la Florida por Gonzalo Méndez de Cancio, quien viaja con Magdalena a América el año 1596 y regresa en torno a 1603.

El pan indio, o maíz, recibe también los nombres de adaza, grano de Indias, trigo de Turquía, zentlí, tunlí de Méjico, zara del Perú, gua de Chile, panizo indiano o mijo turquesco, etc.  

Al tiempo que Gonzalo lo siembra en las Vegas de Brías, Magdalena lo hace en sus tierras de Mondoñedo, no sin rechazo por parte de sus propios campesinos, por lo que debe auxiliarse de criados negros traídos de Florida. 

Ésa es la versión que establece Bouza-Brey mediado el siglo anterior, aunque descubrimientos posteriores la modifican en parte, ya que sendas actas notariales de finales del siglo XVI demuestran que ya en 1598 se cultiva maíz en el concejo asturiano de Carreño, y no se descarta que el inicio de los cultivos se sitúa en años anteriores.

Por otra parte, se ha destacado la abundancia de adornos semejantes a la mazorca de maíz en  las dos torres de la Asunción, la catedral de Mondoñedo, como una razón más para vincular esas tierras a la llegada del cereal por esta zona de la península, lo que siempre se ha mantenido.

Es muy posible, y así lo reconocen historiadores, que todas las afirmaciones encuentren acomodo, y que si bien ya existía el maíz, el matrimonio Cancio contribuye de la manera determinante a su extensión por toda la zona asturgalaica.

Mientras su hija está en América, Luis de Luaces, crea en 1594 la arboleda de Os Remedios y una primera fiesta del árbol, que también hoy es discutida por otras poblaciones que tienen las suyas como anteriores.

Se ve que a los Luaces les cuesta trabajo convertirse en pioneros.

Magdalena Fernández Luaces Estoa y Miranda
Comentarios