miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

Luis Fernández Somoza

Luis_Fernandez_Somoza_CROMO

Luis Fernández Somoza, de Calde a la lista Forbes

El hombre que reflota Azkar acaba de realizar el relevo empresarial en su hija Belén, como Ortega

El Progreso 05/01/2022

NUESTRO PERSONAJE DE hoy acompaña a Amancio Ortega en la lista Forbes como una de las mayores fortunas, pero la vida de Luis Fernández Somoza (Lugo, 1937) también discurre con un marcado paralelismo a la del creador de Inditex, del que solo le separan unos meses en su fecha de nacimiento.

Como él, Luis es un hombre discreto, alejado de las cámaras y entregado al trabajo. Sin duda son exigencias sine qua non, porque el éxito empresarial no se deriva del ocio y la buena vida, aunque tampoco eso le impide afrontar sus buenas partidas de golf, deporte para el se da mañas, según quienes comparten 18 hoyos con él.

Galicia es otro de sus puntos en común, un elemento exótico dentro de Forbes, Y también ser padres de hijas y coincidir en el tiempo el relevo generacional de ambos, pues en menos de un año de plazo, Amancio Ortega escenifica la llegada al poder de su hija Marta, y Luis Fernández Somoza, como presidente de Inversiones Subel, la de su hija Belén Fernández Paradela, que ahora timonea una compañía que suma activos en torno a los 500 millones de euros.

Subel se mantiene en la órbita de la patrimonial Carteson SL, donde permanecen su padre y sus dos hermanas, Elisa y Susana, como consejeras.

A él le gusta precisar su lugar de nacimiento, pues ocurre en la parroquia de San Pedro de Calde y eso es un nuevo timbre de gloria para un empresario surgido de la nada, como el caso del gallego-leonés. Allí, mientras acompaña a su madre a lavar al río, aprende a pescar _ ¿cazar? _ truchas con la mano, que es la habilidad mejor valorada entre los adolescentes. Saber cómo se hace es garantía de saber cómo se sobrevive.

Sus padres, en efecto, forman un matrimonio de labradores que basan la subsistencia en la humildad y el trabajo. A los catorce muere su padre y de esa precariedad surge el empresario de altas miras en el que se convierte.

Sus primeros pasos, bastante antes de llegar a la veintena se enfocan en conseguir carga de retorno para los camiones llegados a Lugo desde Castilla y otros puntos, a fin de que no regresen de vacío y obtener así un beneficio común.

Ha trabajado en una panadería, en una agencia inmobiliaria y en una empresa de transportes de la que pronto es el encargado de almacén, con  autoridad sobre una veintena de trabajadores.

En ese momento Transportes Lucenses, de Daniel Dablanca Vázquez, se va a Transformar en Transportes Azkar de Lugo. La firma vasca busca más franquiciados que le permitan extender su red de servicios, por lo que él funda Transportes Somoza y se hace sucesivamente con las plazas de A Coruña y Vigo para Azkar.

Las dificultades posteriores facilitan también que Fernández Somoza compre la compañía y la reflote en un proceso muy breve que suele cifrarse en ocho años por ser el momento en el que la sociedad sale a bolsa y se convierte en la primera empresa del sector que cotiza en el Mercado de Valores.

Así hasta su integración en la multinacional alemana Dachser, previa condición de que se mantendrían todos los puestos de trabajo. La  facturación de Dachser era superior a cinco mil millones de euros y el grupo de Fernández Somoza daba ocupación a más de 5.000 trabajadores en España, Portugal, resto de Europa y Asia, mil de ellos en Galicia.

La primera junta general de accionistas de Inversiones Subel presidida por Belén aprueba una cuenta de resultados con un beneficio superior a los dos millones y medio de euros, consecuencia de su participación en diversas empresas e inversiones. 

Luis Fernández Somoza