sábado. 25.01.2020 |
El tiempo
sábado. 25.01.2020
El tiempo

José Antonio Muñiz Álvarez

Por qué Negueira es de Muñiz

Hace noventa años ese municipio de Lugo comienza a llamarse como hoy se le conoce

El Progreso 05/12/19

CUANDO ALGUIEN SE refiere al Señor Muñiz en tierras de A Fonsagrada es que habla de José Antonio Muñiz Álvarez (Negueira de Muñiz, 1883), nacido en Vilar de Ernes varios años antes de que el municipio se llame así, por la sencilla razón de que él es el epónimo de la actual Negueira. Algo así como Octavio Augusto respecto a Lucus Augusti.

El chaval de José Antonio y Manuela sale listo como un rayo; de verbo fácil, simpatía natural y gran poder de convencimiento, condiciones sine qua non podría llevar a cabo el trabajo que la historia, o la necesidad, le reservan.

En su Casa de Muñiz prepara las clases que recibe en la escuela de Ernes, cuya parte de abajo sirve también de salón de baile; esto es, prodesse et delectare en estado puro. Le van las letras y la lógica, especialmente, Jaime Balmes, quizá por El criterio, quizá por su Filosofía elemental, aunque no llega a licenciarse en nada, lo cual no es en absoluto balmesiano.

Marcha a Cuba y a Francia, para regresar a Lugo ya con 40 años, con una bolsa lustrosa y con una sólida formación en la escuela de la vida y en las aulas que él se impone. Su idea: ser útil a los demás.

Entre 1923 y 1925 se dedica a formar sociedades agrarias con los vecinos del valle de Negueira. Son cooperativas según fórmulas que descubre en Francia, tan preocupadas de rentabilizar los recursos, como de acrecentar la educación y la cultura de los jóvenes mediante la creación de una docena de escuelas. 

También financia una elemental carretera con A Fonsagrada hasta que logra el apoyo de 287 vecinos para llevar a cabo su sueño, esto es, segregar las feligresías fonsagradinas de Ríodeporto, Negueira, Hernes, Ouviaño, Barcela y Marentes, y constituirlas en ayuntamiento propio.

Salvadas las dificultades imaginables, se consigue por  Real Decreto del 22 de julio de 1928, y se bautiza como Ayuntamiento Constitucional de Negueira. El 22-XI-1929, por Real Orden, se aprueba el cambio de nombre y nace Negueira de Muñiz, para evitar confusiones y para honrar a su promotor, que es el recaudador de impuestos en A Fonsagrada. Finalmente, el 5 de diciembre es oficial dicha denominación.

El Progreso informa de la novedad alabando la labor titánica de Antonio Muñiz y destaca que el hecho de agregar el apellido al nombre del concello se debe a la gratitud de su pueblo, que así lo eterniza. 

En las elecciones de 1933 va a ser candidato de la izquierda agraria, pero al enterarse de que se presenta César López Otero, el creador de Ribeira de Piquín con su hermano Avelino, decide retirarse y pedir todo el apoyo de los votantes para César.

Él será presidente de la gestora municipal de Negueira, pero nunca ocupa la alcaldía, entre otras razones, porque es acusado de malversación de fondos como recaudador de impuestos y se le piden siete años de cárcel. De ella sale con sus propiedades confiscadas, como era el edificio del famoso Bar Regio en la Ronda lucense.

De nuevo en libertad y cuando ya ha cumplido los 61 años, se casa con Estrella Méndez Campa, de 17 años, nacida en Pola de Allande, en Asturias, y paisana del actor Frank Braña.

El matrimonio se instala en la calle Juan Montes de Lugo, esquina a la de José Antonio (Progreso), donde los vecinos más talludos recordarán la existencia de una chocolatería, aunque antes regentan un bar en la de José Antonio.
    Él es ciego del ojo izquierdo, provecto y tocado de amargos recuerdos, pero su jovencísima esposa lo recordará siempre como el hombre que la hizo feliz. Son padres de tres hijos, Eva, Estrella y Antonio.
    El Señor Muñiz fallece en Lugo el 3 de enero de 1956.  

José Antonio Muñiz Álvarez
Comentarios