sábado. 28.11.2020 |
El tiempo
sábado. 28.11.2020
El tiempo

José Abelleira Pacios

José Abelleira y su hermano Luis, primeros pilotos de Lugo

Los dos también construyen el primer camión-grúa que existe en la provincia

El Progreso 11/10/2020

LOS TRES HERMANOS Abelleira, Purita, Luis y José, eran hijos de Jesús Abelleira Veiga y de Josefa Pacios Carballal. Los dos varones pronto alcanzan fama de ser los mejores mecánicos de Lugo y con el paso del tiempo, Luis y José Abelleira Pacios (Lugo, 1923) se convierten en los primeros lucenses que obtienen el título de piloto.

Mediados los años cincuenta, el taller familiar de Ronda de los Caídos, 30, se ve desbordado de trabajo. Los Abelleira son llamados para  que se hagan cargo de los coches inmovilizados, bien por avería, bien por accidente.

Eso significa disponer de un camión con el que trasladarlos y muchas veces no lo tienen. Además, es difícil montar en él los vehículos estropeados.

Entonces se les ocurre construir ellos mismos un camión grúa casero. Todo el tiempo libre lo dedican a la obra y en dos años está listo. Es la primera y única grúa que existe en la ciudad y cuando les preguntan si el Ayuntamiento debería tener una, ellos responden que no. Sería competencia.  

Una vez que la acaban, idean dotarla de un soldador eléctrico con el fin de poder utilizarlo en el lugar del accidente.

El año 1966 va a venir cargado de noticias y no todas buenas.

Ambos hermanos ya son pilotos titulados desde 1964, curtidos bajo la batuta del as Ángel Campoy. José desea medirse en competiciones aéreas más allá de Rozas y la primera oportunidad que se presenta es la V Vuelta Aérea Galaico-Duriense, convocada en mayo. Serán seis etapas entre  Vigo, A Coruña, Lugo, Santiago, Braganza, Oporto y Braga. Una magnífica oportunidad para iniciarse en el deporte.

Anima al alumno de Escuela de Pilotos, el focense Piñeiroá, y se inscriben, como también lo hacen Guillermo Sánchez Fernández, propietario de Radio Récord, y Carlos Campoy, hijo de Ángel, que le sirve de copiloto. En total participan 14 aviones de los dos países que realizarán tres mil horas de vuelo.

Abelleira queda segundo con 217 puntos de penalización. Solo le gana el portugués Osorio con 196. Sánchez-Campoy se clasifican en el undécimo puesto después de una mala etapa en Vigo.
Ángel Campoy, que ya es uno de los más destacados deportistas españoles, alaba la participación de Abelleira, porque “acaba de aprobar la reválida de piloto”.

Dentro del mismo año se convoca la Vuelta a España y ahora forman equipo José Abelleira y Guillermo Sánchez. El primero ya conoce la prueba por haberla hecho como copiloto de Campoy en 1962.

Llevan una Jodel de 90 caballos sin estrenar, pero cuando finalizan, el resumen de José es sincero: “Hemos quedado muy mal”. Y eso que estuvieron un tiempo entre los de cabeza hasta ser penalizados con 60 puntos, según Abelleira, “porque los jueces se los sacaron de la manga como los prestidigitadores”. Total, son los 28 de un total de 42 avionetas. No parece demasiado desastre, pero el piloto lucense aspiraba a más.

El 9 de octubre, hace 54 años, José vuela sobre Lugo con el hermano de su cuñada, Julián Mayor Vázquez, tíos ambos del actual piloto Luis Abelleira Mayor.

Cuando inicia la maniobra de aterrizaje en Rozas, antes de alcanzar la pista, tropieza el aparato con un talud y se deshace a la vista de su esposa, Carmen Pereira Díaz, de su hermano Luis y de alguno de sus hijos.

Un golpe que recibe en la cabeza le causa la muerte diez horas más tarde, mientras que Mayor apenas resulta herido.

El año siguiente, 1967, recibe a título póstumo la Medalla al Mérito Deportivo, el mismo día que Gregorio Pérez Rivera y Antonio Feás Esteban.

José Abelleira Pacios
Comentarios