miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

Ignacio de Otto Torra

Ignacio_de_Otto_Torra_CROMO

Ignacio de Otto, artífice de la moderna Semana Santa lucense

El abogado catalán cofunda la cofradía del Desenclavo y promueve la del Buen Jesús

El Progreso 14/12/2021

LOS NUEVE HERMANOS Otto Torra son nacidos en Barcelona y en Areyns de Mar, aunque su padre, Ramón María de Otto Barea, pertenece a familia arraigada de antiguo en Tarragona. Su madre, María Teresa Torra Soler había nacido en la cubana Matanzas.

Ignacio de Otto Torra (Areyns de Mar / Barcelona, 1905), estudia Derecho y llega a ser capitán de complemento de Caballería durante la guerra. En esas llega a Lugo y aquí entra en relaciones, como se diría aquellos años, con Melchora Pardo Gayoso, Chira, viuda del comandante Francisco Junquera, con el que se había casado en 1934. Junquera fallece en Zaragoza en accidente durante la guerra el año 1937, aunque se encontraba en acto de servicio. 

Del matrimonio quedan dos hijos, Melchora Mercedes Purificación Junquera Pardo, y Francisco, que es póstumo. La nueva boda se celebra en Outeiro de Rei el mes de julio de 1944 y de la pareja nacerán otros tres hijos, Ignacio, Juan-Manuel y Montserrat de Otto Pardo.

Tampoco esta vez será una unión duradera, pues Ignacio de Otto fallece a los 50 años, once después de haberse celebrado. Entre las esquelas que lo despiden, figura una de la colonia catalana en Lugo y varias de las cofradías de Semana Santa.

No es de extrañar, porque el abogado catalán había sido el principal dinamizador de la moderna Semana Santa lucense, con el apoyo de Ángel Carro Crespo.

Estos honores se los concede Otto al padre franciscano Miguel Quecedo, director de la Venerable Orden Tercera, aunque la versión más exacta es que entre ambos  dan forma en 1944 a la Cofradía del Desenclavo, la decana de la ciudad.

En el capítulo anterior de la Semana Santa lucense se narra la presencia de un grupo de hombres contratados por la V.O.T. para sacar en andas la imagen de la Virgen de la Soledad. Como lo hacen en ropa de calle, a Quecedo se le ocurre uniformarlos con capuchones.

En el año citado se unen a la imagen Otto y otros quince ciudadanos. Dos años después se redactan los estatutos y en 1947 se constituye la cofradía formalmente, de la que el abogado catalán será su primer hermano mayor.

El Desenclavo incluye entonces la imagen del Buen Jesús y entre José Antonio López Rodríguez y él se organiza la segunda, que lleva ese nombre.

Luego se suman las restantes que hoy desfilan en sus días respectivos y todas juntas con la decana en Viernes Santo. Ya en aquellos tiempos Ignacio de Otto propugna la constitución de la Cofradía de la Santa Cena, que será la última en nacer.

Su idea era que cada rama de actividad debería agruparse en una cofradía tendiendo a un reparto gremial, aunque no rígido. De esa forma pensaba que la Cámara de Comercio debería impulsar esta última.
En 1953. Otto ejerce como decano y es el encargado de presentar al pregonero de la Semana, en aquella ocasión, Antón Fraguas y Fraguas.

Mediado el mes de julio de 1955, de Otto interviene como defensor en una causa por robo procedente de Vilalba. Será la última de su carrera. Trasladado a la casa familiar de Rábade, fallece a los pocos días ese mismo mes. Al entierro acuden dos de sus hermanos, Mariano y Ramón María, también abogados, y su tío, el conde de la Diana.

El resto del duelo familiar son sus hermanos políticos, es decir Indalecio Fraga, Juan Manuel Pardo, Francisco Vidal Verdes, Pedro Prósper Revilla y Venancio Montenegro Neira, a los que debemos añadir las representaciones de la abogacía, del Regimiento de Caballería y de las cofradías, es decir, medio Lugo, con su alcalde Ángel López Pérez al frente.
 

Ignacio de Otto Torra