domingo. 23.01.2022 |
El tiempo
domingo. 23.01.2022
El tiempo

Francisco Cacharro Pardo

Francisco_Cacharro_Pardo_CROMO

Cacharro Pardo, el nuevo Lugo universitario

Preside la Diputación durante 24 años y monopoliza la política provincial en la época intersecular

El Progreso 07/12/2021

EL MATRIMONIO DE sus padres no fue un camino de rosas. A tenor del edicto que el 27 de octubre de 1931 emite el notario mayor del Obispado lucense, Alfredo Lorenzo López, alias Cornide, se deduce que su futuro abuelo materno se opone al casorio por razones que no nos constan.

Cornide emplaza a Francisco Pardo, vecino de la becerrense parroquia de Quintá de Cancelada, en ignorado paradero, a que comparezca ante él en el plazo de diez días para dar o negar su consentimiento a que su hija Fulgencia Pardo López, de 22 años, contraiga matrimonio canónico con su tocayo Francisco Virgilio Cacharro Pérez, el maestro republicano de la mixta de Quintá. De lo contrario se dará al expediente el curso que corresponda.

Y lo que corresponde es el matrimonio de la pareja y el inmediato nombramiento del contrayente como maestro de Guarromán, aunque ya iba a ser de la sevillana Fuentes de Andalucía, a 40 kms de distancia.

Cinco años después nace Francisco Cacharro Pardo (Guarromán / Jaén, 1936), el hombre decisivo para la transformación de Lugo en ciudad universitaria, por mucho que sus enemigos, dentro y fuera de su partido, traten de afearle la faena, pues Cacharro, con sus errores y arbitrariedades a cuestas, fue un político de enorme pragmatismo y un hábil conseguidor, que saldrá indemne de la famosa Operación Muralla que le amenaza la biografía en sus últimos años, pero que le obliga a dejar sus cargos.

Sus inicios, pese a la ideología del padre, se enmarcan en el Campamento Nacional Francisco Franco de Covaleda, al que acude desde 1952 y donde se hace instructor elemental cuando cumple los veinte años.

En ese momento ya había disfrutado una beca Ramón y Cajal, precisamente de la Diputación, y se dispone a terminar Magisterio con un buen expediente como para ser el décimo de su promoción de ingreso en Magisterio el año 1959, una lista que encabeza Jesús Gorgoso Aldariz.


Es un alumno participativo, de los que no quieren pasar desapercibidos y por eso es él quien habla en el homenaje al Papa en mayo de 1956 en compañía de Asunción López Piñeiro. Su tema, El Papa y la paz.

A continuación se licencia en Pedagogía por las universidades de Santiago de Compostela y Madrid. La jefatura de la inspección de enseñanza primaria, que ejerce ocho años, es el prólogo a su vida política, omnipresente en la provincia de Lugo, como diputado, concejal y finalmente, presidente de la Diputación durante veinticuatro años, de 1983 a 2007, época en la que los conceptos Lugo, política y Cacharro son difíciles de expresar si no van unidos.

La excepción a todo ello  es el corto tiempo en el que ocupa la Consellería de Educación de la primera Xunta de Galicia.

Célebre es su oposición a Fraga y a Xosé Luis Barreiro, cuando el vicepresidente de la Xunta trata de mandar en tierras lucenses y Cacharro le muestra dónde se inicia la carretera a Santiago para que la tome.

Casado con María del Carmen Gosende y padre de tres hijos, constituye la sociedad familiar Xorima Patrimonio, a través de la cual participa en diversas empresas, algunas tan polémicas como Nupel, de Jorge Dorribo.

En los círculos jacobeos se le recuerda con agradecimiento por la promoción del Camiño Primitivo, por ser la Diputación lucense la primera institución que señala cada 500 metros del camino con hitos de granito desde el año 1986 y por su apoyo a las iniciativas de Elías Valiña, como fue la Semana de Estudios Históricos.

Fallece a causa de una mielofibrosis el 8 de marzo de 2015.

Francisco Cacharro Pardo