martes. 07.12.2021 |
El tiempo
martes. 07.12.2021
El tiempo

Fernando Osés Armesto

Fernando_Oses_Armesto_CROMO

Osés Armesto pierde una pierna en el ejército de Hitler

El militar había sido un héroe en la guerra de África, homenajeado en Lugo por el alcalde López Pérez

El Progreso 19/10/2021

EL GENERAL DE Brigada Joaquín Osés Rodríguez de Arellano _ también Ossés _, regresa definitivamente de Cuba en 1899 a bordo del Ciudad de Cádiz. Hace ese último viaje con Manuel Neira Gayoso. Ambos son militares y ambos tendrán sendos hijos a los que en Lugo se reconocerá como héroes.

Osés está casado con Carmen Armesto López y son padres de cinco hijos, cuatro de los cuales siguen la carrera de su padre, que fue gobernador militar de Lugo, donde ya estuvo antes de ir a la Gran Antilla.

Cuando Joaquín muere en la ciudad el año 1911, los cinco son admitidos en el Colegio de Huérfanos de la Guerra y dos años más tarde, Fernando Osés Armesto (Lugo, 1897), aprueba los exámenes de ingreso en la Academia de Toledo.

Con 18 años es destinado a África como teniente hasta que en 1928, siendo capitán del Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas de Tetuán número 1, se le concede la Medalla Militar. El Progreso lo identifica no solo como hijo de Joaquín, sino como hermano de Alejandro, funcionario de la Sección de Estadística y colaborador del periódico, que militará en el PSOE.

El 23 de septiembre, las columnas dirigidas por los coroneles Franco y Martín, y el teniente coronel Campins, tratan de ocupar el monte Malmusi dentro de la operación del desembarco de Alhucemas. Tras sortear los explosivos colocados para detener su avance, se produce un combate cuerpo a cuerpo en el que los de Osés sufren numerosas bajas, aunque él logra ser el primer español en alcanzar al objetivo.

Suma entonces más de un centenar de hechos de armas. Tiene dos cruces de María Cristina y otras condecoraciones con aspas de herido y ya está propuesto para el ascenso a comandante. El Progreso sugiere un homenaje y el alcalde López Pérez abre una suscripción con 200 pesetas para regalarle las insignias de la medalla.

Tras la guerra española, en 1941 se incorpora a la División Azul, donde es designado comandante del batallón de Reserva Móvil 250, conocido entre ellos como la Tía Bernarda, como resumen eufemístico del “coño de la Tía Bernarda”, que servía para curar cualquier dolencia.

Durante 1942 va a recibir dos cruces de Hierro _ Eisernes Kreuz _, de 2ª y 1ª clases, la segunda después de ser herido grave en la aldea de Semtzy, dentro de la Bolsa del Volchow. Pierde la pierna derecha y es operado en el hospital de Grigorowo por el comandante López Muñíz. Pasa por el Hospital de Convalecientes de Berlín y es repatriado.
Según el testimonio del capitán Vega Rodríguez: “Cuando marchaba al frente del batallón, fue herido grave por explosión de una mina enemiga, mostrando una entereza y una presencia de ánimo admirables, no consintiendo en ser curado si no hasta que lo fueron todos los heridos de su unidad, ni ser evacuado hasta que vio consolidada y normalizada la situación”.

Vega cree que “reunía cualidades de prestigio muy sobresalientes, que le permitían exigir a su tropa un rendimiento que excedió en ocasiones el límite de la resistencia física, siendo por su valor personal, su autoridad, su carácter y su constante ejemplo, el modelo más acabado para sus inferiores."

En 1944 merece la Medalla al Sufrimiento por la Patria y la condición de Caballero Mutilado Permanente (66%). Es jefe provincial de Mutilados de Valencia en 1962 y al año siguiente asciende a general de brigada. En 1964 se le concede la Gran Cruz de la Orden de San Hermenegildo.

Ni que decir tiene que Osés y la División Azul han sido denostados por su colaboración con el ejército del III Reich.

Fernando Osés Armesto
Comentarios