sábado. 17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo

Carlos Polo López-Berdeal

Carlos_Polo_Lopez_Berdeal_CROMO

Carlos Polo, entrevistador de los intelectuales gallegos

El sacerdote de Mondoñedo escribe también teatro y novelas que permanecen inéditas

El Progreso 10/02/2021

TUVE LA OPORTUNIDAD de conocer a Carlos Polo López-Berdeal (Mondoñedo, 1905),  pocos años antes de su fallecimiento. Era el año 1971 y traía en sus manos un ejemplar recién editado del libro “Galicia, en sus hombres de hoy”, una colección de entrevistas con prólogo de César González Ruano que se anuncia como el Tomo I, aunque no tengo constancia de que saliese el II, sin duda porque la muerte se encargó de impedirlo.

El ejemplar incluye una primorosa dedicatoria al “prometedor periodista” y he de reconocer que desde aquel momento se convierte en libro de consulta frecuente y prolongada a través de los años. 

La nómina de entrevistados es cumplida en número y relevancia: Cela,  Sotomayor, Otero Pedrayo, Fraga, Rof Carballo, Menéndez Pidal… y un jovencísimo Méndez Ferrín, incorporado allí como un auténtico descubrimiento literario, como se encargará de resaltar años más tarde Pablo Gutiérrez Menoyo.

Citamos al resto de lucenses entrevistados: Dionisio Gamallo Fierros, Arriba y Castro, José Díaz Jácome, Vicente Eyré, Aquilino Iglesia Alvariño, Luz Pozo Garza, Francisco Otero Besteiro y Dalmiro de la Válgoma, entre otros que nos tocan muy de cerca.

Carlos Polo sabía la utilidad de su obra, recogida a lo largo de muchos años y adelantada en algunos personajes a través de la revista Chan de Borobó. Su trabajo es precursor del de Freixanes, o en lo que a Lugo se refiere, de los que firmarán Paco Rivera, Rafael Torres o Manuel Rodríguez López.

Carlos José Rafael ve la luz en la calle de la Rigueira, hijo de José Polo Folgueira y de Antonia Berdeal Seivane, una familia conocida como “os carlistas”, aunque él residirá más tiempo en la de Méndez Núñez, donde nace Cunqueiro y que hoy lleva su nombre.

Estudia en el Seminario de  Santa Catalina y lo ordena sacerdote el obispo Juan José Solís en 1930. Polo es uno de los que organizan el homenaje al famoso profesor Francisco Fanego Losada en sus Bodas de Plata el año 1939.

Sus pasos siguientes lo llevan ser titular de Santa Eulalia de Lago (Xove), capellán de San Roque, en Santiago de Mondoñedo y coadjutor de la parroquia de San Xulián del Ferrol. En los tres destinos destaca como orador sagrado y su participación en las grandes ocasiones es inexcusable.

En Ferrol dirige el Colegio Academia Masdías, de Manuel Masdías, y en junio de 1941 es nombrado capellán de la Armada para ser destinado al Penal de la Casería de Ossio, en San Fernando (Cádiz).

Va a embarcar de manera sucesiva en numerosos buques de la Armada, como el Jorge Juan, Almirante Antequera, Júpiter, Vulcano, Cervera, Valdés…, a los que siguen otros cargos en tierra, como finalmente la Estación Radiotelegráfica de Ciudad Lineal y L.T.I.E.M.A, hasta que en 1967 se le concede el retiro como capellán mayor de la Armada, por cumplir la edad reglamentaria. 

Su actividad en estos trabajos se alterna con una abundante producción literaria que llega a ser publicada en cuentagotas. Escribe teatro, novelas, sermones y el ya comentado libro de entrevistas.

En 1955 aparece una farsa en tres actos titulada “El gran idiota”, que Alfredo Marqueríe define  como “teatro para leer”, con absoluta exactitud pues no llega a representarse.  Trapero dice en El Progreso que en ella “plantea y resuelve  problemas políticos y sociales”, con una ironía que tiene por objeto educar y no herir.  

Entre sus novelas, inéditas, se sabe de la existencia de dos, “Montaña verde”, y “La noche de San Silvestre”. 

Carlos Polo fallece el 31 de mayo de 1975 en Ferrol.

Carlos Polo López-Berdeal
Comentarios