sábado. 19.09.2020 |
El tiempo
sábado. 19.09.2020
El tiempo

Tamar Novas: "Isabel Coixet tiene mirada propia y es divertidísima"

Tamar Novas. SAINOU TALENT AGENCY LONDON
Tamar Novas. SAINOU TALENT AGENCY LONDON

El actor hablará en Lugo de la profesión de actor en las Xornadas Teatrais de Achádego. El joven actor gallego acaba de rodar ‘Elisa y Marcela’, tras el éxito de ‘Fariña’

Achádego celebra estos días los 30 años de teatro amateur en Lugo con las Xornadas Teatrais. En las diferentes ponencias se reflexionará sobre la situación actual de la actuación, producción y escritura en ficción. El domingo Tamar Novas, que a pesar de su juventud ya cuenta en su haber con un premio Goya como mejor actor revelación por ‘Mar adentro’, estará en O Vello Cárcere de Lugo. Este ha sido para él un año de trabajo. Y mucho más que le espera.

Este año ha sido muy fructífero y sigue lleno de proyectos. Pero lo que ha sido un pelotazo fue la serie Fariña. ¿Cómo se planteó su papel de Roque?
Para mí el trabajo siempre consiste en entender la misión que tiene el personaje en la historia. Creo que Roque ayudaba a contar el origen de estos tipos que deciden ganarse la vida con el contrabando, las raíces de Sito Miñanco. Roque es un buscavidas, como Sito, es un tío arriesgado y leal. Precisamente el conflicto surge cuando se ve el gran peligro al que se exponen, Roque con su propia vida, y tiene que enfrentarse a la ambición del que es su gran amigo, además de socio. Es un personaje con el que he disfrutado al máximo, ojalá se pudiera contar más de él

¿Cómo vivieron todo el éxito que tuvo esta ficción desde el comienzo?
Yo soy bastante escéptico últimamente, e intento tener pocas expectativas de éxito (tal y como se entiende el éxito en televisión, que mayormente son números, ‘shares’, etc) Creo que el mayor triunfo hoy es conseguir formar parte de una historia que enganche a la audiencia sin renunciar a trabajar desde la verdad. En Fariña todo estaba puesto al servicio de contar algo muy específico, con responsabilidad y las menos concesiones posibles.

¿Entendió en algún momento el secuestro del libro? Con todo, eso fue un empujón más para la serie, ¿no es así?
Fue un empujón, absolutamente, nunca un secuestro tuvo tanta recompensa… Igualmente, me parecía completamente absurdo. Pero quién sabe, igual estamos tan saturados de mentiras cada día, que de repente si un libro se retira de las librerías la gente se pregunta quizás si eso contiene más verdades que los telediarios, y suscita más interés.

Ha trabajado con reconocidos directores como Amenábar o Almodóvar, entre otros, ¿con quién más le gustaría trabajar en el futuro?
Yo no me puedo quejar, pero por pedir, me gustaría trabajar con Michael Haneke.

¿Y cómo ha sido estar en el equipo de Elisa y Marcela con Isabel Coixet, una directora a la que amas u odias?
Yo no la definiría así la verdad. Yo amo desde hace tiempo el cine de Isabel. Y me parece un ejemplo de cineasta y artista con mirada propia, comprometida y honesta. Además es divertidísima, ojalá pueda volver a trabajar con ella y ¡pronto!

¿Cuál es su rol en este filme?
Interpreto a Andrés, un chico del pueblo que está interesado en Marcela… Hasta ahí te cuento. También está rodando Alta mar para Netflix.

¿Nos puede adelantar algo?
Pues es otro proyecto muy ambicioso de Bambú (Fariña) y Netflix, con lo cual estoy feliz, porque repito con parte del equipo, además del director Carlos Sedes. Y es una historia con mucho misterio, ambientada a mediados de los 40, en un barco transatlántico… Es un personaje con el que me estoy divirtiendo. Se estrenará en todo el mundo el próximo año.

Siendo tan joven, cuando echa la vista hacia atrás, ¿cómo ve su carrera?
Creo que estoy empezando y he tenido mucha suerte. Intento no perder la curiosidad y el espíritu con el que me fascinaba el cine cuando empecé. A veces es difícil no perderse con tanto auge de redes sociales y demás, parece que el oficio ha cambiado, y que otras cosas son mucho más importantes ahora. Pero creo que lo importante sigue siendo lo mismo en este trabajo, por lo menos para mí: el guion, el personaje, la gente con la que trabajas…

¿Qué sintió al ganar un Goya siendo tan joven?
Que tenía que plantearme seriamente si este sería mi camino o no. Y empecé a formarme como actor.

¿Cómo es trabajar con Javier Bardem, un actor tan criticado en este país?
Una vez más, me parece una anécdota sin mucho interés que un actor de la calidad de Javier Bardem sea criticado, la mayoría de las veces además, con mentiras de por medio. Creo que Javier está a la altura de los grandes actores de la historia. Y en mi opinión, en este país, él está a otro nivel que el resto. Y no porque no haya buenos actores y actrices, sino porque creo que tiene un talento y una capacidad de trabajo descomunal. Me siento muy afortunado por haber podido verle trabajar de cerca. Su compromiso y generosidad es fascinante.

¿Cómo se definiría usted en el trabajo? ¿Es muy disciplinado?
Soy disciplinadamente caótico… (risas)

¿Mitad gallego y ya mitad madrileño, qué echa de menos de su tierra?
A mi familia.

Las Navidades están cerca, ¿qué va a pedir este año? ¿Acaso un perro? He leído que cuida a los de sus amigos.
Sí… un perro que comprenda el tipo de vida que llevo, y no lo sufra (risas).

¿Cómo es usted tras la cámara?
A mí me encanta sentir un ambiente familiar y de confianza, y hago porque sea así, por puro egoísmo, siento que trabajo mejor y disfruto más. Poder reírse y bromear con el equipo me relaja. Creo que no está reñido con que haya concentración, si se hace bien.

Tamar Novas: "Isabel Coixet tiene mirada propia y es divertidísima"
Comentarios