viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

Pau Donés: "El cáncer no me ha hecho feliz, solo me ha hecho parar un poquito"

Pau Donés. EP
Pau Donés. EP

Parece que fue ayer cuando La flaca de Jarabe de Palo sonaba con fuerza en las emisoras en medio mundo. El grupo celebra su 20 aniversario este sábado en el Playa Club de A Coruña

Le gusta decir que convive con el cáncer, no que lucha contra él. Reconoce haber tenido miedo, como así plasmó en la desgarradora Humo, pero aún así se enfrenta al ‘cangrejo’, como lo llama él, con todo el optimismo y alegría del mundo. Pau Donés sigue de gira con su grupo, Jarabe de Palo, y este sábado recalarán en el Playa Club de A Coruña, escenario de sus inicios. Prometen un show divertido en el que harán un repaso a veinte años de carrera. Eso sí, Donés hará parón en 2019. No es un adiós definitivo, pero ansía disfrutar de las pequeñas cosas de la vida y, sobre todo, no perderse la adolescencia de su hija de 14 años.

¿Su retirada de la música es un adiós o un hasta luego?
Incorrecto. Paramos. ¿Cuanto tiempo? No lo sé. Para un músico retirarse es imposible. Al medio año de estar en casa estaré loco por volver a subir a un escenario, pero bueno...

De hecho se ha declarado adicto a la música. Así que supongo que seguirá componiendo.
¿A ti te gusta hacer el amor? Claro. Pues eso. Esto esto es lo mismo. ¿Ahora me retiro de hacer el amor? Eso es muy difícil (risas).

Antes harán parada en el Playa Club de A Coruña. ¿Puede desvelar algo del concierto?
Antes de nada, decir que estamos encantados de volver ahí, aunque hemos tocado muchas veces en A Coruña, ahí es donde empezamos.... Y ¡hostia! Me encantó el sitio, estaba lloviendo... Y bueno, que después de veinte años podamos volver ahí nos hace una ilusión del copón. El concierto, pues bueno, será un show con coreografía, con vestuarios. Un show para celebrar esos 20 años.

¿Qué cree que será lo que más eche de menos de su retirada de los escenarios?
Bueno, la gente, la música en directo, las dos cosas. Es difícil. Una mezcla de placer y sosiego y libertad. Y la gente, igual. Cuando vas a un concierto y dices "qué bien que me lo he pasado". Vas a un sitio que no tienes que ir con el traje de la oficina. Un sitio donde no tienes que ser políticamente correcto, donde puedes hacer lo que te salga de los cojones con tus amigos. Y bueno, pues eso es lo que echaré de menos.

Ha comentado que este parón ha sido por su hija de 14 años.
No, aunque también. Yo perdí la infancia de mi hija y no me quiero perder la adolescencia también. Pero la decisión ha sido porque llevo veinte años a tope y en la vida hay muchas cosas que hacer y en las que pensar. Y estoy en ese plan, de hacer otras cosas, que no sea todo el día la composición, las grabaciones, la promoción...

¿Por ejemplo?
Pues mira, levantarme cada mañana para ir a comprar el pan, no tenerme que ir cada semana de casa. Ir de excursión con mi perro. Hacer surf, que me encanta. Un montón de cositas buenas que están por ahí. Vida cotidiana, básicamente.

¿Y es cierto que ha decidido irse a vivir al extranjero?
Sí.

¿Por qué?
Será la única manera de parar. Si estoy por aquí acabaré liándome.

¿Cómo le ha cambiado la enfermedad?
Pues básicamente en nada, excepto en las etapas de las operaciones que exigen una recuperación. Y la quimio también es bastante potente. Pero hemos seguido haciendo conciertos. Y estamos de gira, y todo esto con cáncer.

¿El cáncer ha influido en su música?
No. Ha influido en una canción, que es Humo. La compuse en un día jodido, un día que tenía un miedo atroz a morir. Al día siguiente te levantas y ves que no es para tanto. Por lo demás, no.

De hecho, en alguna entrevista ha comentado que es más feliz ahora.
No. Hubo un titular muy desafortunado que fue una cagada del editor. El cáncer no hace feliz a nadie. El cáncer me ha hecho parar un poquito. Y en esos momentos es cuando me he dado cuenta de que hay otras cosas en la vida. Pero no, feliz no me ha hecho.

¿Y por qué en un momento decide compartir esa convivencia con la enfermedad a través de las redes sociales?
Pues porque lo primero que vi fue el dolor que insufla el cáncer al enfermo y a su entorno. Y pensé que compartirlo era una forma de no estigmatizar la enfermedad. Es una enfermedad crónica como tantas otras con la que se puede hacer muchas cosas y vivir con cierta humanidad. Espero que de algo haya servido. 

¿Ha sentido alguna vez rechazo o todo lo contrario?
Sí, claro. Incluso por parte de mis amigos. Vaya. Sí. En el sentido de que les daba tanto miedo llamarme por si me estaba muriendo que los llamaba yo. Y me decían que "jo, tío, no quiero llamarte por si me dice que te estás muriendo". Yo les decía, "no te preocupes, que por ahora no me voy a morir, no vas a tener esa suerte" (risas). .

¿El público cómo respondió?
Con mucha empatía. Han estado a tope.

A parte del momento que tuvo miedo al cáncer y compuso Humo, ¿ahora cómo lo está viviendo?
Bueno, pues estoy con mis quimio, estoy de gira. Esta semana vamos a Galicia que me encanta. Galicia está de cojones. Se come muy bien. Es un territorio precioso, tanto en el mar como en el interior. Hasta puede coger unas olas. Uy, son muy buenas, pero aún no estoy preparado para eso. Pero sí, este es mi presente, y lo que venga, pues que venga.

Pau Donés: "El cáncer no me ha hecho feliz, solo me ha hecho parar...
Comentarios