La residencia de Becerreá vuelve a llevar la polémica a la Diputación

Tomé limitó el aforo del salón, por lo que muchos vecinos no pudieron acceder al pleno
Grupo de vecinos de Becerreá y de la Protectora, en el exterior del Pazo de San Marcos al no permitírseles acceder al salón de plenos. XESÚS PONTE
photo_camera Grupo de vecinos de Becerreá y de la Protectora, en el exterior del Pazo de San Marcos al no permitírseles acceder al salón de plenos. XESÚS PONTE

Las elecciones autonómicas no han servido para calmar las aguas en la Diputación, donde oposición y gobierno bipartito parecen continuar aún en campaña. En la sesión de este martes, el PP volvió a movilizar a grupos de vecinos para reforzar el argumentario de las dos mociones que presentó a debate, una relativa a la ampliación de las instalaciones de la Protectora de Animales de Lugo y otra en defensa de la apertura de la residencia de mayores de Becerreá.

Para que no se reprodujera la situación del pleno de enero, en el que un nutrido grupo de vecinos de esa localidad fue expulsado por interrumpir la sesión, el gobierno presidido por Tomé decidió limitar el aforo del salón "ao estritamente establecido pola lei" –26 plazas–, aunque algunas de ellas estaban ocupadas por asesores socialistas, lo que redujo aún más el espacio para el público.

Este hecho motivó que muchas personas se quedasen protestando en el exterior del Pazo de San Marcos, lo que fue aprovechado por el portavoz de los populares, Antonio Ameijide, para acusar a Tomé de no querer escuchar a los vecinos, "porque cando se trata de que o adulen, como cando foi a súa investidura, non tivo problema en deixar entrar a este salón centos de persoas".

El presidente provincial acusó a su vez al portavoz popular de ir al pleno "a organizar espectáculos", y negó que se le hubiese prohibido la entrada a ningún ciudadano, "pero o aforo máximo establéceo a lei e hai que respectalo", dijo.

El hecho de que al final del debate la portavoz de la Plataforma en Defensa de la Residencia de Becerreá volviera a interrumpir la sesión a gritos, tampoco ayudó. "Estará orgulloso", le espetó Tomé a Ameijide, al que acusó de acudir a los plenos "a montar trifulcas e a mentir".

La puesta en escena y la tensión vivida no sirvió, sin embargo, para que del debate saliese algún anuncio nuevo con relación a los plazos de apertura de la residencia. Desde el PP aseguraban que su moción solo era un "altavoz" del sentir vecinal, ante una demanda "lexítima". Por su parte, el diputado Pablo Rivera explicó que el equipo de gobierno trabaja con la intención de abrir estas instalaciones cuanto antes, "aínda que hai uns prazos administrativos que non se poden obviar" para después anunciar que "máis pronto do que pensan, a residencia pasará de ser unha utopía a unha realidade".

N-540
Unanimidad para que se intensifique su mantenimiento
El BNG reclamó al Gobierno central que intensifique "o mantemento" de la N-540 (Lugo-Ourense), "mentres no se executa a súa reforma integral". Efrén Castro incidió en que los 36 meses previstos para la ejecución de los trabajos de rehabilitación de esta vía "son inasumibles", por lo que pidió que se realicen "actuacións de mantemento urxentes" en los tramos más deteriorados. La moción fue apoyada por PSOE y PP.

Debate
El diputado socialista Miguel Fernández explicó que aunque el plazo para los trabajos de mejora en este carretera es de 36 meses, "estaremos vixiantes para que no prazo dun ano ou ano e medio a obra estea xa rematada".

Comentarios