Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

Rehabilitan el castro de Castañoso tras los daños causados por las lluvias

El muro restaurado de la vivienda dañada. EP
El muro restaurado de la vivienda dañada. EP

El antiguo poblado castrexo de A Fonsagrada, conocido como O Castelón, conserva también una sauna que no se vio afectada. Tan solo hubo desperfectos en el muro de una vivienda

Las fuertes lluvias de los últimos meses provocaron importantes desperfectos en el muro de una vivienda del castro de Castañoso, en A Fonsagrada. El equipo de arqueólogos de Terra Arqueos, que ya había trabajado allí con anterioridad, se ocupó de restaurar la pared deteriorada.

Luis Francisco López, director de la excavación llevada a cabo en O Castelón —así se conoce el castro— , explicó que se trata de "unha incidencia causada polo clima" y descarta que se deba a algún error en las tareas arqueológicas. "É un muro de máis de 2.000 anos que pode que tivera algún fallo estrutural de construción, e é normal que se vexa afectado pola choiva despois de tanto tempo", añadió. López destaca que llevaron a cabo las actuaciones de restauración y aprovecharon para limpiar un poco la zona.

El edificio termal del castro, una sauna del siglo I d.C. descubierta recientemente, no sufrió daño alguno. "É a sauna castrexa mellor conservada do noroeste peninsular", indicó el arqueólogo.

ANTIGÜEDAD. El castro de O Castelón, en la parroquia fonsagradina de O Castañoso, tiene más de 2.000 años de historia. Es probable que estuviese poblado antes, pero las excavaciones acometidas no fueron lo suficientemente profundas para comprobarlo.

Construido en un terreno elevado y separado del río por una fuerte pendiente, no presenta terrenos destinados a la labranza. Los estudios revelan que las personas que lo habitaban se dedicaban a la explotación de minas de oro a orillas del río Eo y del río Navia.

El equipo de arqueología descubrió un total de ocho viviendas en el castro, aunque no todas están reconstruidas por el momento. Los expertos se sorprendieron por las grandes dimensiones de las casas destapadas. Una de ellas disponía de dos plantas, cornisa para evitar la humedad y un sistema de drenaje.

Sin embargo, la edificación más destacada es una sauna. Esta construcción termal es una de las más grandes y de las que mejor se mantiene en la zona a pesar del paso de los años.

La estructura presenta varias salas y está cubierta por una falsa cúpula. Los arqueólogos creen que se trata de un espacio comunitario, quizás destinado a rituales o ceremonias de purificación.

Los últimos trabajos de excavación se llevaron a cabo en el mes de octubre del año pasado con la ayuda de la Diputación.

Rehabilitan el castro de Castañoso tras los daños causados por las...
Comentarios