martes. 22.06.2021 |
El tiempo
martes. 22.06.2021
El tiempo

La plaga de la banda marrón del pino insigne invade A Fonsagrada y Baleira

Pinos afectados por la banda marrón, en la parroquia fonsagradina de A Trapa. EP
Pinos afectados por la banda marrón, en la parroquia fonsagradina de A Trapa. EP
Este hongo, detectado en 2018 en el Occidente astur, se extiende por montes de zonas altas

La plaga de la banda marrón del pino radiata o insigne, detectada en 2018 en varios municipios del Occidente asturiano limítrofes con Galicia, invade las zonas altas de A Fonsagrada y Baleira. Esta enfermedad fúngica, que afecta al País Vasco desde hace décadas, lleva camino de convertirse en un fenómeno incontrolable ante la falta de soluciones para combatirla.

La banda marrón está dejando su huella en A Trapa y otros núcleos situados en el norte del municipio fonsgradino, muy afectado. "Hai tres anos que se detectou esta plaga en Vegadeo, Castropol e Taramundi. Veu subindo cara Os Oscos, saltou para a provincia de Lugo e neste último ano disparouse o problema", explica Manuel López. También es especialmente grave la situación en A Fontaneira, en Baleira, una parroquia con unas 400 hectáreas de monte, de las que 260 son de pino insigne. "A banda marrón atacou moi forte este inverno. Foi un ano criminal, no que se agravou a situación e secaron moitos exemplares", dice Julio Fernández Pin, un vecino de esta parroquia que comercializa frutos silvestres.

La banda marrón seca las hojas de los pinos, que cuando sufren infecciones reiteradas en años sucesivos ven afectado su crecimiento y llegan a pudrirse. La enfermedad es fácilmente reconocible. Las hojas de las árboles quedan con manchas de color marrón, como si estuviesen quemadas.

Esta situación está obligando a los propietarios a talar los montes, aún en aquellos casos en los que no llegó el turno de corta con el fin de sanear las fincas. A la pérdida económica se une el problema del futuro uso de esa superficie, ya que el pino insigne es la especie de crecimiento más rápido, después del eucalipto, y la que mejor se adapta a estas áreas de montaña.

La Xunta apuesta por combatir esta plaga con acciones silvícolas y tratamentos fitosanitarios, "que competen aos propietarios, que se poden acoller a axudas, no caso dos montes particulares", afirman desde Medio Rural.

Plaga por partida doble

EL FUTURO del pino insigne en zonas montañosas de la provincia corre peligro si no se toman medidas contra la plaga de la banda marrón. No es este el único problema que afecta a los pinos. La moratoria anunciada por la Xunta para la plantación de nitens provocó una oleada de cortas de esta especie con el fin de plantar eucalipto, aunque solo sea hasta su tala, si después lo prohíben la norma autonómica o los PXOM. Hasta Ence está volcada en esta labor de sustitución. La fiebre, que también afecta a las frondosas, alcanza tal magnitud que la semilla del nitens escasea. A un propietario no le llegó y dejó una pequeña finca sin sembrar, pero no dudó. "Fai os buratos. Xa atoparemos semente, senón prantamos leitugas", le dijo al obrero.

La plaga de la banda marrón del pino insigne invade A Fonsagrada y...
Comentarios