Patrimonio dos Ancares descubre tres yacimientos arqueológicos en la zona

El colectivo informó de la existencia de un castro en Navia de Suarna y dos asentamientos de época romana en Cervantes, además de nuevos petroglifos
Petroglifos en Cervantes. EP
photo_camera Petroglifos en Cervantes. EP

El colectivo Patrimonio dos Ancares acaba de comunicar a la Xunta de Galicia la localización de varios bienes arqueológicos en la comarca para que se proceda a su catalogación.

Así, en Robledo de Son, en Navia de Suarna, informaron de la existencia de un castro que, a pesar de conservar el topónimo y de figurar en alguna cartografía, no aparece recogido en los registros patrimoniales de la Xunta. Situado a 650 metros de altitud, tiene unas medidas totales aproximadas de 100 por 90 metros, con una croa en la parte sur de 45 por 30 metros. Aunque el lugar recibe el nombre de Os Castros, en plural, el colectivo solamente pudo localizar un asentamiento. El otro, según referencias orales, estaría a unos 350 metros del anterior, en una pequeña ladera rocosa sobre el arroyo de O Minguelo, tributario del río Navia, a la que no fue posible acceder debido a la falta de caminos, cegados por la maleza.

En San Miguel, en la parroquia de Vilarello, en Cervantes, Patrimonio dos Ancares localizó un asentamiento de época romana conocido como Alto da Coroa, situado a 1.035 metros de altitud. Tampoco en este caso el bien arqueológico está registrado en la Xunta, ni en el PXOM del Concello de Cervantes. Este asentamiento perdió su configuración original debido al acondicionamiento del terreno para la instalación de torres de alta tensión, pero sí se puede apreciar claramente en las fotos del vuelo americano de los años 1956 y 1957.

En el colectivo piensan que este asentamiento estaría relacionado con las numerosas explotaciones mineras existentes en esta zona, y con la proximidad a la Vía Romana XIX. En este sentido, a tan solo dos kilómetros en línea recta se encuentra otro campamento temporal romano, conocido como Cortiña dos Mouros.

Además de estos asentamientos, en el municipio de Cervantes localizaron también nuevos petroglifos. Las muestras de grabados rupestres se encontraron en el monte de A Reboleira, en la parroquia de Castelo. Se trata de tres piedras de pizarra con un total de cinco coviñas de distintos tamaños. Desde el colectivo destacan que, al no estar asociadas a otros motivos, no se atreven a aventurar una cronología. Estos petroglifos completan un mapa con casi una decena de muestras de arte rupestre en la comarca.

Comentarios