As Nogais se rinde a la empanada

La feria dedicada a este emblemático producto, al que se unieron otros alimentos típicos de A Montaña, reunió a más de 60 puestos en la Praza do Concello y batió récords de afluencia
Un momento de la XVII Feira da Empanada de As Nogais. EP
photo_camera Un momento de la XVII Feira da Empanada de As Nogais. EP

De liscos, de carne o de bonito, pasando por las de lamprea o xoubas y hasta de chocolate. Las variedades del producto estrella de As Nogais se cuentan por decenas, al igual que los devotos de su Feira da Empanada, que celebró su día grande acompañada del buen tiempo y batiendo récords de afluencia.

"A vila estivo abarrotada desde primeira hora", explicaba ayer el alcalde, Jesús Núñez. Y es que no hubo visitante que quisiese arriesgarse a quedarse sin un trozo de este manjar típico de esta localidad de A Montaña y realizado al más puro estilo tradicional. "Notamos que había máis xente ca outros anos, imos recuperando esa velocidade de cruceiro que tiñamos antes da pandemia de covid", apunta.

Tendencia que confirmaron los alrededor de 60 puestos que no faltaron a la cita gastronómica clave de As Nogais, entre ellos seis panaderías de la zona como Amadora o Ricardo, que vieron casi volar las empanadas de sus puestos hasta quedarse sin existencias "algo antes do xantar".

Triunfó la reina, la de liscos —y más típica de la zona—, pero también se rifaban las de carne, bonito, y hasta de queso, chocolate o pasas con membrillo. No hay límite para la imaginación cuando se trata de empanadas. "Nunca me acabo de sorprender cos distintos tipos que levo visto aquí na feira ao longo dos anos, atópalas case de calquera cousa que se che ocorra. Xa estou curado de espanto", reconocía el regidor entre risas.

A empanada —xunto coa celebración da feira— é un dos elementos promocionais máis importantes para o noso municipio. Pon en valor a gastronomía dos Ancares, pero tamén o mundo rural", señaló el regidor Jesús Núñes

Más allá de la empanada, no faltó la venta de otros productos gastronómicos también típicos de la zona, como los embutidos o el queso de O Cebreiro. Tampoco fallaron los expositores de artesanía o textil, desbordando las expectativas del propio gobierno local. "Chegounos algún posto a maiores que tivo que situarse nos arredores da Praza do Concello", explica Núñez.

La jornada, organizada de nuevo por la Asociación de Empresarios de As Nogais (Adean) y el Ayuntamiento, contó también con animación durante la mañana a cargo de la Gastro Tuna de Cacabelos y una misa solemne cantada por la coral Cristo dos Ancares. Ya por la tarde, a las 16.30 horas, tuvo lugar la actuación de la asociación cultural Abrente, que arrancó más de un baile entre los asistentes.

Toda una fiesta a la altura del producto homenajeado que, explica el regidor, supone "un dos elementos promocionais máis importantes para o noso municipio" y que no solo pone en valor la gastronomía típica de Os Ancares, sino también "o mundo rural".
La XVII Feira da Empanada quedó clausurada con la mirada ya puesta en la próxima edición, en la que "xa seremos maiores de idade de forma oficial", dice Núñez. "Aínda non temos nada pensado, pero seguramente o celebraremos dun xeito especial", apunta.

Comentarios