viernes. 15.01.2021 |
El tiempo
viernes. 15.01.2021
El tiempo

Navia y Cervantes se oponen a que el término de Candín se llame Ancares

Núcleo de Balouta, en Candín. SEBAS SENANDE
Núcleo de Balouta, en Candín. SEBAS SENANDE
El procedimiento de cambio de nombre del pequeño municipio leonés choca con el sentir de ambos concellos lucenses y de grupos sociales que reivindican una comarca que trabaje unida

Los ayuntamientos de Navia y Cervantes presentarán alegaciones al procedimiento de cambio de nombre del municipio leonés de Candín para denominarse Ancares. La iniciativa también despertó la oposición de Patrimonio dos Ancares, que incide en los lazos de unión y a ambos lados de los lindes autonómicos. La Irmandade Naviega también se inmiscuye en el debate sobre el uso de un topónimo que representa a una comarca "cunhas características comúns, que debe ir da man, sin que ningún concello se apropie do seu nome", según el alcalde de Navia, José Fernández (PSOE).

Tanto Fernández como el regidor cervantino, Benigno Gómez (PSOE), convocarán sendos plenos para recurrir el acuerdo de la corporación de Candín, adoptado el 16 de diciembre, y recabarán el apoyo de la Diputación de Lugo y de la Xunta. Fernández cree que es una "decisión movida polo oportunismo político e perxudicial para todos, polo que decidimos actuar en consonancia co sentir social".

Candín reivindica que el término Ancares solo debería usarse como nombre de este ayuntamiento de 270 habitantes donde nace el río del mismo nombre. El acuerdo plenario refleja una reivindicación surgida hace tres décadas, cuando se impulsó una iniciativa para dar el nombre de Ancares a la comarca integrada por varios núcleos leoneses, que excluía la sierra, que también recorre el sureste de Lugo. Sin embargo, el Porto de Ancares se encuentra en Navia de Suarna, como ratificó en 2017 el Instituto Geográfico Nacional, y el río del mismo nombre recorre no solo Candín, sino otros municipios como Vega de Espinareda.

"A toponimia que fai referencia ao porto e á serra dos Ancares figura en textos e mapas anteriores ao século XIX. O máis antigo é do século VI. A España Sagrada, escrita por Hernique Flórez en 1762, fala destas montañas", explica Rita Blanco Prada, que ultima un trabajo sobre esta área lucense y leonesa para su máster de Planificación e Xestión do Desenvolvemento Territorial. "Non é unha zona xurdida a raíz da creación da reserva nacional de caza nos 60, como din en Candín", agrega.

"Non se trata de enfrontarse por un nome que é parte da nosa idiosincrasia"

Sin entrar en las consecuencias que acarrearía el cambio de nombre de Candín para el resto de los municipios ancareses, Rita Blanco y Lucía Rodríguez, integrantes de un grupo que trata de sensibilizar a la población naviega sobre esta cuestión, entienden que "non se trata de enfrontarse para ver quen ten máis dereito a identificarse como Ancares".

Blanco manifiesta que "Ancares son as aldeas que teñen algunhas casas no Bierzo e outras en Galicia; Ancares son os nenos de pobos de Candín que foron á escola en Cervantes ou en Navia, e Ancares é a xuventude que está agora loitando en ámbalas vertentes da serra".

El topónimo se extendió y popularizó en los últimos años y ahora abarca más territorio que antes, pero se trata de un área "cos mesmos problemas, onde as persoas se identifican con ese nome e onde traballan xuntas por esta terra indistintamente de en que lado da fronteira autonómica se atopen. Aínda que Os Ancares esté dividido en dous a nivel administrativo, a nivel humano sempre foi só un e isto forma parte da nosa idiosincrasia", recalca Rita Blanco.

La defensa de esta identidad común constituye "unha gran oportunidade de poñer en valor esta terra que leva tantos anos uníndonos e consolidar a marca Ancares. Traballar unidos facilitaría darlle un futuro digno a unha zona periférica e hai que deixar constancia diso", concluye Blanco.

Los documentos aluden tanto al río como a la montaña
Xabier Moure, presidente de Patrimonio dos Ancares, explica que existen fuentes documentales para sustentar que el topónimo Ancares tiene su origen en un hidrónomo, en alusión al río que nace en Candín, o a un orónimo, referido a la cadena montañosa. El nombre Valle de Ancares aparece en los catastros del Marqués de la Ensenada y de Floridablanca, así como en el Diccionario de Madoz y en varios mapas militares. También se habla del Portum Ancares, en la España Sagrada del Padre Flórez.

Moure precisa que el término Ancares "pode derivar da raíz indoeuropea ank, ankon en grego, e angulus en latín, que en galego deu anco, ángulo ou revolta nun terreo, no cumio dunha montaña ou nunha enseada".

 

Navia y Cervantes se oponen a que el término de Candín se llame...