sábado. 14.12.2019 |
El tiempo
sábado. 14.12.2019
El tiempo

El Museo Etnográfico da Fonsagrada recibió unos 2.000 visitantes en 2017

Sala del Museo Etnográfico de A Fonsagrada dedicada a zoqueiros y zapateros. SEBAS SENANDE
Sala del Museo Etnográfico de A Fonsagrada dedicada a zoqueiros y zapateros. SEBAS SENANDE

Destaca el incremento de peregrinos que llegan a la localidad por el Camino Primitivo

El Museo Etnográfico Comarcal da Fonsagrada ha recibido 1.980 visitas durante el pasado año 2017, cifra que supone un descenso con respecto a años anteriores, en los que siempre se superaron las 2.000 entradas.

El mayor número de visitantes se registró en el mes de febrero, con 558, coincidiendo con la celebración de la Feira do Butelo y la temporada de cocidos, que atrae a gran número de personas a A Fonsagrada. El mes de menor afluencia fue diciembre, cuando solo entraron en el centro 48 personas.

El centro fonsagradino ofrece una serie de salas dedicadas a la etnografía de la comarca, centradas en los oficios tradicionales, las construcciones, el modo de vida y costumbres de los residentes en las montañas lucenses. Recrea estancias de viviendas tradicionales y expone una amplia colección de objetos antiguos propios de las labores del campo o de oficios tradicionales, entre otras piezas.

Además de las exposiciones permanentes, el museo fonsagradino acogió en 2017 dos muestras temporales, una de piezas elaboradas por los maestros torneiros de Xermade, titulada Contornos, y otra de pinturas de Pedro Núñez.

Este compendio de cultura y tradición suscitó la curiosidad de 1.980 personas a lo largo del año pasado. De ellas, la mayoría proceden de distintos puntos de Galicia, pero también se registraron visitas llegadas desde Asturias o Madrid.

La declaración del Camino Primitivo como Patrimonio de la Humanidad contribuyó también al incremento de visitantes extranjeros, pues ha aumentado el número de peregrinos que llegan a A Fonsagrada por esta vía jacobea, sobre todo procedentes de China, Alemania, Reino Unido y Francia, al margen de los de origen español.

El museo fonsagradino no depende de ninguna institución, sino que está gestionado por un patronato y asentado en socios particulares. No obstante, recibe una subvención de la Diputación Provincial de Lugo y otra del Concello, que sufraga la mitad de los gastos de contratación de la única empleada del centro. El personal municipal colabora también en labores de mantenimiento.

El museo colaboró también en trabajos de investigación, como las excavaciones en el castro de Castañoso o en el campamento romano de Penaparda.

El Museo Etnográfico da Fonsagrada recibió unos 2.000 visitantes en...
Comentarios