domingo. 07.06.2020 |
El tiempo
domingo. 07.06.2020
El tiempo

La jueza investiga "maltrato habitual y continuado" en el centro de Burón

Isabel Niño, ayer con su marido y su hijo a la salida del juzgado de A Fonsagrada.
Isabel Niño, ayer con su marido y su hijo a la salida del juzgado de A Fonsagrada.
También indaga si hubo delito contra los derechos de los trabajadores en las instalaciones

La causa abierta contra la gestión de las viviendas comunitarias Burón I y Burón II, en el municipio de A Fonsagrada, tratará de determinar si hubo "malos tratos habituais e continuados" a los 29 mayores que vivían en este centro asistencial que la semana pasada fue cerrado de forma cautelar por la Xunta tras recibir un informe de los servicios sociales del Concello de A Fonsagrada denunciando su situación. La magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de A Fonsagrada también investiga si hubo delito contra los derechos de los trabajadores en esas instalaciones.

Así lo determinó este jueves, tras una jornada en la que fueron citadas siete personas en calidad de investigadas, según confirmó el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). Se trata de Isabel Niño Llano, propietaria de las viviendas comunitarias, su marido, su hijo y cuatro trabajadoras.

Las mismas fuentes indicaron que la jueza tomó la decisión de que todos los citados prestasen declaración en calidad de investigados "para unha mellor garantía dos seus dereitos".

Durante la misma sesión también declararon otros cuatro profesionales sin relación con el centro y en calidad de testigos. Se trata, por un lado, de los sanitarios que realizaron una de las valoraciones médicas a los mayores -cuatro de ellos continúan ingresados en el Hula- y de los trabajadores sociales del Concello de A Fonsagrada que alertaron a la Consellería de Política Social de la situación del centro de A Proba de Burón.

Una vez recogidos los testimonios de estas personas, el caso sobre los presuntos malos tratos o la vulneración de derechos laborales seguirá en fase de instrucción. El estado de alarma alargará el proceso, ya que algunas de las diligencias abiertas no se podrán investigar hasta que finalice el confinamiento.

La propietaria de las viviendas comunitarias, Isabel Niño Llano, no quiso realizar ninguna declaración este jueves, siguiendo los consejos de su abogado. Asumió la gerencia de estas viviendas comunitarias hace aproximadamente dos años, así como de la residencia privada Remanso de Paz, que también gestiona en la capitalidad del municipio.

En estos años y según pudo saber este medio, los conflictos con los trabajadores de Burón I y Burón II fueron continuados y llegaron a los tribunales en varias ocasiones.

SITUACIÓN DE LOS MAYORES. Tras el cierre cautelar de las residencias, los 29 mayores fueron trasladados al Hula, donde cuatro de ellos siguen ingresados recibiendo cuidados hospitalarios debido a la vulnerable situación en la que se encontraban.

Los demás fueron trasladados el martes a la residencia de la Xunta de Galicia en O Carballiño, en la que el Gobierno autonómico les facilitó una plaza pública que incluye atención sociosanitaria. La mayor parte de estas personas es de la provincia de A Coruña y de las inmediaciones de la capital lucense. Cinco, sin embargo, son del municipio de A Fonsagrada, y están esperando por el trámite que les permita trasladarse al Residencial Rois, gestionado por la Diputación, donde también se les ofrecieron plazas desde el primer momento ante esta dramática situación.

La jueza investiga "maltrato habitual y continuado" en el centro de...
Comentarios