domingo. 07.06.2020 |
El tiempo
domingo. 07.06.2020
El tiempo

Inazio Abrao termina su obra más grande, financiada con 250 pequeñas réplicas

Inazio Abrao y su último 'detalle constructivo'
Inazio Abrao y su último 'detalle constructivo'
El artista y carpintero de Becerreá se sirvió de la madera de los cedros del municipio, así como del apoyo y colaboración de sus vecinos

Inazio Abrao habla en plural y en femenino. Es una forma natural para él de hacer justicia a las muchas manos que le ayudaron a dar forma a la que es su escultura más grande hasta el momento, de tres metros de altura, 2,30 de ancho y tres de profundidad. Sus vecinos de Becerreá le echaron una mano, le prestaron una carretilla elevadora o incluso el Concello le cedió como espacio de trabajo el mercado ganadero.

Ese plural también está en todas las personas que adquirieron las 250 réplicas en miniatura que le permitieron financiar los materiales con una campaña de micromecenazgo. En las amigas que le alentaron durante este tiempo a darle forma al sueño. Y en los árboles.

La madera con la que trabajó pertenece a los cedros que hace años fueron cortados a los lados de la carretera que va a Lousas, tras el cambio normativo que estableció un espacio de seguridad a ambos lados de las vías. Toda esa madera habría acabado en aglomerado de no ser por Inazio, que supo distinguir el valor de los árboles a los que dio diversas formas y que culmina con esta escultura en la que trabaja desde el mes de noviembre. Ese plural también es "deixarse influír polo que nos rodea, polo contorno, pola luz", como decía José Ramón Anda Goikoetxea, uno de los escultores vascos de la posguerra a los que tanto admira.

Su escultura todavía no tiene nombre. Todavía el dinamómetro no ha marcado su peso final, esa marca con la que Inazio Abrao da título a sus creaciones, como las que expuso en la sala de exposiciónes de O Vello Cárcere en la muestra Camín de Madeira. Todas ellas son "detalles constructivos" a los que un día, en su trabajo cotidiano como carpintero, el asombro hizo cambiar de tamaño y aumentar su escala.

Este detalle vino del escritorio que le hizo a una amiga, pero es en femenino como Inazio se refiere "a ela, que atopará o seu sitio", dice, después de que un ayuntamiento que había comprometido su compra mostrase dudas ahora con la crisis. Lo encontrará porque lo más difícil ya lo ha conseguido: nacer de un sueño.

Inazio Abrao termina su obra más grande, financiada con 250...
Comentarios