El IES de Becerreá cierra un curso de protestas por recortes en las optativas

Educación insiste en vincular la oferta de esas asignaturas a un ratio mínimo de alumnos
Asistentes a la concentración del IES de Becerreá. EP
photo_camera Asistentes a la concentración del IES de Becerreá. EP

La comunidad educativa del IES de Becerreá celebró este martes la última concentración de este curso por el recorte en la oferta de asignaturas optativas y por la defensa de una enseñanza digna en el rural.

Los promotores de la iniciativa solicitan a la Consellería de Educación la adopción de medidas para que la enseñanza pública en zonas rurales aporte una oferta "en igualdade" con la que disponen los alumnos de las ciudades. Una demanda que hacen con la intención de que se recupere la asignatura optativa de Francés, que se eliminó este curso al no cumplirse el ratio mínimo de cinco alumnos establecido por ley, "a pesar de ser unha materia da que o alumnado se pode examinar na Abau, o que limita o seu futuro percorrido académico", explica el director del IES de Becerreá, Fernando Cerecedo.

Según los promotores de las protestas, cumplir ese mínimo de cinco alumnos por asignatura supone para los centros del rural una clara desventaja con relación a los de las ciudades, debido al bajo número de matrículas de los primeros.

Fernando Cerecedo explica, en este sentido, que en cursos que normalmente pueden tener en torno a 15 alumnos, "sería necesario que o 33% deles se decantasen por esa materia optativa". Además, toda la comunidad educativa del IES de Becerreá ve inexplicable que se elimine esa materia, "cando resulta que temos a profesora desa asignatura, con destino e horarios para impartila, tanto nos cursos de Eso como nos de Bac, polo que non supón ningún gasto extra para Educación", insisten.

SIN SOLUCIONES. Pero a pesar de las concentraciones realizadas a lo largo de todo el curso y a que el conflicto incluso fue tratado en un pleno de la Diputación Provincial, la solución sigue sin llegar y las posiciones parecen inamovibles.

Este mismo martes, el grupo municipal del PP en Becerreá anunciaba que tras mantener una reunión con el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, este confirmaba que el próximo curso "se manterá a materia de Francés se o IES cumpre a ratio establecida por lei".

En la práctica, esto significa que la consellería insiste en vincular la oferta de esta asignatura a un número mínimo de alumnos, ya que si este curso se eliminó la materia fue porque solo la demandaron dos alumnos de 3º de Eso, dos en 1º y uno en 2º de bachillerato.

Pero mientras los populares remarcan el "compromiso" de la Xunta con el centro de Becerreá -en el que se mantienen 23 profesores y un auxiliar para un total de 123 alumnos-, desde el BNG anuncian que seguirán apoyando a la comunidad educativa del centro "na súa defensa dun ensino digno nos Ancares".

En la concentración de este martes en Becerreá, la diputada nacionalista por Lugo en el Parlamento gallego Carme Aira declaró que desde el BNG "reafirmamos o noso apoio aos estudantes, nais, pais e profesorado do IES de Becerreá, xa que o ensino é un dereito fundamental vivas onde vivas". Carme Aira, que estuvo acompañada por la concejala local del Bloque, Sabela Pérez, anunció en este sentido que continuará "esixindo á Xunta" los recursos necesarios para que se imparta Francés en el centro educativo.

Así las cosas, todo apunta a que nada cambiará y a que el conflicto repetirá curso.