miércoles. 16.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 16.10.2019
El tiempo

El fraile de O Cebreiro dice que no sabía que la chica con la que estaba era menor

Asegura que no le parecía que tuviera menos de 18 años, ni por el físico ni por la vida que llevaba

El fraile de O Cebreiro acusado de abusos sexuales aseguró este martes en el juicio que se celebra en Lugo que no sabía que la chica era menor porque no lo parecía ni por el físico ni por la vida que llevaba, "muy independiente". Asimismo, negó que ocurriera nada con el primo discapacitado de la joven.

Los hechos se remontan al año 2014, cuando supuestamente este hombre, que pertenecía en aquel entonces a la orden franciscana, contactó por primera vez con la adolescente, que tenía 16 años, a través de una red social. El hombre relató los hechos: se fue con la menor y su hermano a Trives, a su casa familiar (del fraile). Ese día entró en la habitación de ella, le puso una mano en la pierna y no pasó nada más.

Según el escrito de acusación del ministerio público, posteriormente, entre noviembre de 2014 y febrero de 2015, mantuvieron varios encuentros sexuales y el acusado logró convencer a la niña para que un primo suyo, de 20 años, los acompañase, aunque finalmente no llegó a mantener relaciones con él.

En el transcurso de su declaración, ha señalado que fue la chica la que lo buscó a él, porque se presentaba "todos los días en el Santuario" de O Cebreiro, acompañada de su hermano, para ofrecerle su ayuda con algunos de los trabajos que tenía que realizar.

El hombre dijo que la primera relación sexual completa la tuvieron en la sacristía porque él tenía lumbalgia y ella se ofreció a hacerle un masaje.

Acabaron teniendo relaciones, "pero no fui yo el que empecé", dice. Luego tuvieron relaciones más veces en la casa de Trives y en la sacristía de la parroquia de O Cebreiro.

Reconoce que empezaron una relación los fines de semana, "pero yo no era la única persona que estaba con ella, quedaba con más personas los fines de semana".

En el juicio le enseñaron fotos con la menor en situaciones sexuales, ambos con billetes en sus órganos sexuales. Dice que la idea de hacer fotos fue de él, “pero después ella se aficionó y le mandaba fotos a más gente”.

DEPRESIÓN. "Sé que esta situación no es perdonable pero caí en ella porque estaba en una terrible depresión. Perdí el norte y me dejé llevar, sin saber con quien me estaba dejando llevar. Porque luego ya me dijeron que no era gente de fiar", aseguró el acusado.

Además de la pena de cárcel, el ministerio público también exige para el acusado la prohibición de acercarse a las víctimas -durante 12 y 3 años respectivamente-, así como que indemnice a la joven con 9.000 euros y a su primo con 2.000. El fraile, que llegó a estar encarcelado durante más de un mes en 2015, siempre ha mantenido, como ha ocurrido ahora en sala, que las relaciones que se juzgan fueron consentidas.

El fraile de O Cebreiro dice que no sabía que la chica con la que...