O Courel recupera vegetación, que minimizará arrastres por las lluvias

La alcaldesa Lola Castro dijo que se trabajó intensamente para impedir que las escorrentías debidas a la deforestación de la sierra tras el incendio de hace un año lleguen a los pueblos
Escorrentía cercana a la casa en la que vive el vecino de Froxán que denuncia el problema. EP
photo_camera Escorrentía cercana a la casa en la que vive el vecino de Froxán que denuncia el problema. EP

Un vecino de la parroquia de Froxán, Ignacio Martínez, denunció ante este periódico que el gran incendio que sufrió O Courel hace un año sigue causando problemas. Puso como ejemplo la vivienda que tiene en Ourdiñeira, debido a la existencia de escorrentías incontroladas causadas por la deforestación de la sierra. La alcaldesa de O Courel, Lola Castro, negó tal extremo y aseguró que a lo largo de los últimos meses se han realizado labores de limpieza y otro tipo de trabajos para impedir arrastres que acaben perjudicando a los vecinos. También puso en valor la regeneración espontánea de la vegetación en toda la zona afectada.

Lola Castro aseguró que se han limpiado cunetas y tajeas, además de esparcir paja por el monte para minimizar esos arrastres propios de la desforestación de un monte quemado. Añadió que "arreglouse todo o que se podía" y que la situación prevista para este otoño e invierno, cuando lleguen las lluvias, "será mellor que fai un ano".

Añadió que no es "adiviña", que no sabe realmente a lo que se enfrentarán en la época de lluvias, pero subrayó que entre el trabajo de limpieza hecho, pero sobre todo gracias a la regeneración natural del suelo, los problemas de escorrentías, de arrastres, vayan remitiendo. Si aseguró que ningún núcleo de población los padecerá. "O máis gordo xa o temos superado", insistió Lola Castro sobre este problema.

Froxán. Por lo que respecta a la denuncia realizada por Ignacio Martínez, Lola Castro indicó que la casa en la que vive es "ilegal, pois non ten licenza municipal". Comentó que se trataba de una antigua cabaña muy cerca del río que rehabilitó sin disponer de los permisos necesarios.

Por su parte, el afectado, que asegura que las pistas de acceso a su domicilio, tanto pertenecientes al Ayuntamiento como a la Diputación de Lugo, están intransitables, pide a ambos organismo amparo.

Ignacio Martínez asegura, incluso, que ha tenido que crear zanjas alrededor de su vivienda para que esas aguas que bajan de la montaña no le entren en el bajo de su casa. Dijo que en un principio le ayudaron varios vecinos, pero que ahora es algo que tiene que solucionar como puede junto a la pareja con la que convive.

Con todo, espera comprensión por parte de la administración local para que se solucione el problema que padece.

Comentarios