martes. 22.06.2021 |
El tiempo
martes. 22.06.2021
El tiempo

El congreso de neuropediatría que se 'cocina' en una aldea de A Fonsagrada

Emilio Fernandez Álvarez. EP
Emilio Fernandez Álvarez. EP
Emilio Fernández, una eminencia en la especialidad, organiza el primer foro virtual de la Sociedad Española de Neurología Pediátrica, que comienza este lunes desde su casa de Castañosín

Emilio Fernández Álvarez (Ribeira de Piquín, 1936) habla desde la cocina de la casa de sus abuelos paternos, en Castañosín, una aldea de A Fonsagrada donde la suya es una de las dos viviendas habitadas. Desde allí ha organizado el primer congreso virtual de la Sociedad Española de Neurología Pedriátrica, que comienza hoy. Cuando la entidad de la que fue presidente le encomendó la tarea, el covid todavía no había llegado y las jornadas se pensaban presenciales, en Compostela. Después de prorrogarse un año, optaron por esta opción.

A sus 85 años, el que ha sido uno de los impulsores de la neuropediatría en Europa —ha fundado, junto a los profesores Gilles Lyon y Philipe Evrad, la Sociedad Europea de Neurología Pedriátrica— vive con atención esta transformación virtual "que ha venido para quedarse", comenta. En marzo del año pasado, cuando se desató la crisis sanitaria, se estableció con su mujer y su suegra en esa aldea en la que hasta entonces pasaba largos veranos y a la que siempre había sentido como un deber, en el buen sentido de la palabra, regresar.

Tal vez, en ese momento, podría haberse resistido a una transformación más. Después de haber vivido las revoluciones de la neuroimagen y de la genética, que como indica "cambiaron todos los conceptos nosológicos, terapéuticos y diagnósticos", esta eminencia que llegó a ofrecer conferencias en Harvard o en el Instituto Karolinska podría haber parado. Pero no. "Me encuentro bien, a gusto, con la cabeza clara. No creo que tenga un funcionamiento cognitivo peor que hace 30 años. Me interesan las cosas nuevas. Nunca he sufrido por trabajar, afortunadamente", indica. Lo que no imaginaba es que podría seguir haciéndolo desde allí.

Organizar un congreso virtual no es el único trabajo que realiza desde la cocina de su casa en la aldea. Todos los jueves, de 15.00 a 17.00 horas, participa en una sesión con el equipo del servicio de Neuropediatría que él mismo creó en el hospital barcelonés Sant Joan de Déu, en la que analizan casos clínicos. También sigue ofreciendo consulta a esos pacientes a los que "no podría abandonar". "Es verdad que hay niños a los que no puedo ver online, por ser necesario comprobar ciertos reflejos, pero son muy pocos", indica. "Esto no quiere decir que vaya a haber solamente telemedicina, por supuesto, pero es un avance que en este momento me permite seguir consultando", indica.

REGRESO A ÍTACA. Emilio Fernández se estableció con su familia en Barcelona siendo niño, tras el traslado de su padre como policía de Lugo a la ciudad condal. Allí se licenció en Medicina y, tras un periodo de formación en París, fue jefe de servicio de Neuropediatría en los hospitales Vall d´Hebrón y Sant Joan de Déu, y más tarde docente en la Universidad de Barcelona. En todos esos años, fue a esa casa de Castañosín a la que ha querido siempre regresar, algo que cumplió en 2006 de forma parcial, con su vuelta a Galicia, y ya desde hace un año de forma total.

"Soy un campesino frustrado", dice. Y antes de sentarse a participar en reuniones y conferencias internacionales, revisa cómo evolucionan los injertos en los árboles de la huerta. Su casa también tiene una norma. Durante una semana al año, en ella tienen que juntarse sus cinco hijos y sus diez nietos. Esas, y la amistad, son sus pasiones. "Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. ¡Vida, nada me debes!", son las palabras del poeta mexicano Amado Nervo que cita cuando se hace inevitable preguntar por el secreto.

"Cuando me gustaba mucho un poema de un libro, arrancaba la página", bromea. Una vez, seguramente, tuvo que arrancar el mítico de Konstantino Kavafis: "Cuando emprendas tu viaje a Ítaca/ pide que el camino sea largo,/ lleno de aventuras, lleno de experiencias", dicen los versos del autor de Alejandría. "Se puede decir que yo también he regresado a Ítaca", comenta, "pues siempre he sentido la obligación de cuidar este lugar". Lo que nunca imaginó era seguir navegando desde la cocina.

XLIII Reunión anual de la SENEP
La cuadragésimo tercera reunión anual de la Sociedad Española de Neurología Pediátrica comienza este lunes y se extenderá hasta este viernes en formato virtual y gratuito.

En total, ya son más de 1.000 las personas inscritas (fundamentalmente de España y Portugal) en esta propuesta que incluye ponencias de conferenciantes de distintos lugares de Europa, doce reuniones de grupos de trabajo, mesas redondas o simposios.

Comité organizador
El comité organizador, presidido por Emilio Fernández, está integrado en su totalidad por profesionales gallegos.

Neuropediatría en Galicia
«En Galicia existen muy buenos neuropediatras; en la provincia de Lugo, tanto en el Hula como en Burela, pero también en otros puntos como Vigo, Santiago o A Coruña», indica Emilio Fernández Álvarez.

El congreso de neuropediatría que se 'cocina' en una aldea de A...
Comentarios