El ciclismo toma Os Ancares

La segunda edición del Ancares Cycling Marathon reunió ayer a medio millar de ciclistas, Miguel Induráin e Iván Raña incluidos, y coronó a Marco Rodero en la prueba estrella de la cita

Os Ancares vivió este domingo la segunda edición de la prueba Ancares Cycling Marathon en un día festivo para toda la zona. Centenares de ciclistas de todas las edades participaron en esta exigente prueba que busca hacerse un hueco entre las mejores de Galicia y asentarse como el gran fondo de referencia en la comunidad. Entre los participantes, destacaron figuras como el pentacampeón del Tour de Francia, Miguel Induráin, el triatleta gallego Iván Raña y Marcos Rodero, que se impuso en la prueba estrella del día, el gran fondo. 

La jornada dio el pistoletazo de salida a las 9.00 desde Pedrafita do Cebreiro. Los ciclistas recorrieron distintos puntos de la zona, como As Nogais, Becerreá. Quindous o Navia de Suarna. Fueron muchos los curiosos que presenciaron esta gran fiesta rodeados de los increíbles parajes de la zona. Ezequiel Mosquera, uno de los organizadores, se mostró contento por el "ambientazo" que pudieron disfrutar durante toda la mañana y parte de la tarde. 

Este año, a diferencia de la primera edición, hubo tres modalidades distintas: gran fondo, medio fondo y mini fondo. Los participantes del exigente gran fondo recorrieron 128 km, con un desnivel de 3.485 metros. Los que optaron por el medio fondo redujeron su hoja de ruta a un total de 100 kilómetros y 2.444 de desnivel, mientras que los que se apuntaron al mini fondo completaron un recorrido más sencillo con 45 kilómetros

RESULTADOS. En cuanto a los resultados de la carrera, el ciclista más rápido fue el ponferradino Marco Rodero (Alpale), que completó el gran fondo en 4 horas, 27 minutos y 32 segundos, con una amplia ventaja sobre el segundo, Alberto Fernández, y el tercero, el triatleta de Ordes, Iván Raña. La primera mujer en llegar a la línea de meta fue Barca Toba, que completó el gran fondo en 5 horas, 57 minutos y 28 segundos. El diputado de Deportes de Lugo, Efrén Castro, también participó en el gran fondo, acabando en la posición 142 de la clasificación y con un tiempo de 6 horas, 51 minutos y 34 segundos. 

En el medio fondo, el primero en llegar al Alto do Cebreiro fue Juan Luis López de Guereñu, con un tiempo de 3 horas, 42 minutos y 20 segundos. La mujer más rápida en esta modalidad fue Erika Pérez (4 horas, 50 minutos y 14 segundos). Por último, en el mini fondo el ciclista más veloz fue Chema Quintián, que completó el recorrido de 45 kilómetros en 1 hora, 54 minutos y 51 segundos. La mujer más rápida en la prueba de menor exigencia fue Dominique Lomba.

PADRINO DE LA PRUEBA. Uno de los grandes atractivos del día fue la presencia de Miguel Induráin, uno de los mejores ciclistas de todos los tiempos. El navarro no se cansa de montar en bicicleta y, a sus 58 años, completó el recorrido en 5 horas, 10 minutos y 27 segundos para acabar décimo noveno en la clasificación general. Fue el primer clasificado dentro de su rango de edad —de 55 a 59 años—. 

Al finalizar el trayecto, un montón de personas se acercaron a Miguel Induráin para sacarse fotos e intercambiar alguna palabra con el ciclista. Un padrino de auténtico lujo para la prueba, que estuvo educado y amable con toda la gente del lugar. 

El buen tiempo y el ambiente festivo convirtieron la segunda edición del Ancares Cycling Marathon una verdadera fiesta. Al igual que el año pasado, la acogida fue muy buena y los participantes se mostraron muy satisfechos al final del recorrido. Todo apunta que la prueba ancareña se asentará con el paso de los años y será una referencia, incluso, a nivel nacional.

Comentarios