Castaño y Nogal cierra su proyecto ambiental por falta de apoyo institucional

Desde la asociación han valorado, no obstante, la colaboración de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y del Ayuntamiento de Becerreá, que sí ayudaron "de forma sostenida"
Manuel Martínez, alcalde de Becerreá, con miembros de Castaño y Nogal. EP
photo_camera Manuel Martínez, alcalde de Becerreá, con miembros de Castaño y Nogal en una foto de archivo. EP
La Asociación Castaño y Nogal, que desde hace 11 años desarrollaba un ambicioso proyecto ambiental en la comarca lucense de Os Ancares, ha decidido poner fin a su labor debido a la "falta de colaboración en el mantenimiento" por parte de la Xunta de Galicia y de la Diputación de Lugo.

Su responsable, Antonio Álvarez, ha afeado en declaraciones a la prensa a ambas instituciones que, a su juicio, no hayan apoyado el "trabajo de prevención contra los incendios forestales" y "en favor de la concienciación y la sensibilización pro ambiental" efectuado en la Ruta Quintá-Río Donsal por casi un centenar de voluntarios llegados de diferentes lugares del mundo.

Desde la asociación han valorado, no obstante, la colaboración de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y del Ayuntamiento de Becerreá, que sí ayudaron "de forma sostenida" al desarrollo de estas actividades medioambientales, han constatado. 

Comentarios