Miércoles. 22.08.2018 |
El tiempo
Miércoles. 22.08.2018
El tiempo

"Se chegamos a estar na corte cando o camión se empotrou non o contamos"

Matrimonio afectado por la colisión de dos camiones contra su vivienda, en Becerreá. VICTORIA RODRÍGUEZ
Matrimonio afectado por la colisión de dos camiones contra su vivienda, en Becerreá. VICTORIA RODRÍGUEZ

Un vehículo que transportaba gasoil causó importantes daños en una vivienda de Becerreá tras salirse del vial por el hielo ►Poco después un segundo vehículo también impactó contra la casa

 

"Escoitamos un estoupido enorme e cando miramos pola ventá xa vimos o camión metido na nosa casa". Así relataban este lunes aún con el susto en el cuerpo Horacio Telo y Mª Isabel Eiros, un matrimonio del núcleo becerrense de Lago (Cereixal), cómo vivieron el momento en el que un camión que transportaba gasoil se empotró contra su vivienda. Tanto esta familia como el conductor resultaron ilesos.

El aparatoso accidente se produjo pasadas las 10.30 horas en la carretera de Cereixal a Louxas. Al parecer, el chófer del vehículo cargado con combustible para calefacción perdió el control por causa de una gran placa de hielo y se salió del vial impactando contra la zona de las cuadras de la casa en la que reside este matrimonio jubilado con su hijo y un anciano de 99 años. Afortunadamente, ninguno se encontraba en el interior del establo en el momento del percance. "Estabamos na cama todos menos Horacio, que ía en Becerreá pasar a ITV, cando de repente oímos un golpe tremendo e nos levantamos sobresaltados", explicó la mujer. "Nun primeiro momento pensamos que podía ser unha avalancha de neve polo temporal, pero cando nos asomamos á ventá xa vimos o camión dentro da casa", añadió.

Uno de los camiones que chocaron contra una vivienda en Becerreá. EPA pesar de que parte de la cabina quedó encallada en el interior de la cuadra, el conductor no sufrió daños y pudo salir por su propio pie. Además, la cisterna quedó intacta y no se vertió la carga. Acudieron efectivos del subsector de Tráfico de Lugo, del GES becerrense y también se personó el alcalde.

"Se chegamos a estar na corte cando o camión se empotrou non o contamos, tivemos moita sorte porque puido ser unha desgraza moi grande", aseguró el matrimonio, que recordó que sobre la hora en la que se produjo la colisión suelen ir a llevarle pienso a los terneros. "Foi cousa do destino, pois como facía tanto frío aínda non nos levantaramos", indicó la mujer.

El fuerte golpe causó un enorme boquete en la pared de piedra, que tiene una anchura de más de 80 centímetros de grosor, y provocó que se desplomase hacia el interior del establo en el que se encontraban media docena de terneros, que no sufrieron daños pero huyeron despavoridos. "Levaron un susto tan grande que rebentaron a porta a golpes e botáronse para fóra", explicó la pareja.

Sin embargo, el susto no se quedó ahí, ya que minutos después del primer golpe un segundo camión cargado con gasóleo agrícola perdió el control también por causa del hielo y chocó contra la misma casa. Este impacto fue más leve y el conductor tampoco resultó herido.

Los dueños de la vivienda señalaban este lunes que los desperfectos causados fueron "enormes". De hecho, la estructura del establo quedó seriamente dañada al desplomarse dos vigas del techo y agrietarse un pilar interior. "Non é só repoñer o buraco que se ve, hai que refacer todo porque este establo xa non serve para nada e hai que ter tino ao entrar porque de un momento a outro pode caer calquera cousa", lamentó el septuagenario, mientras señalaba uno de los comederos del ganado completamente sepultado por enormes piedras. "Tiñamos dous baleiros para que comesen os xatos e tamén os bebedoiros e quedaron destrozados. Foi moito peor do que se pensa e tivemos moita sorte", recalcó el hombre.

Desperfectos por la colisión de dos camiones contra una vivienda de Becerreá. VICTORIA RODRÍGUEZVALOR SENTIMENTAL. Al valor material de los desperfectos hay que sumarle el sentimental. "Esta casiña foi onde me criei e fíxoa meu pai cando eu tiña só sete anos", recordó el becerrense, quien explicó que la zona en la que se produjo el accidente es la parte de la casa más antigua. "Ten máis de medio século. Antes de que fixeramos a nova construción era o que tiñamos. Estas cortes levan aquí toda a vida", señaló el hombre, quien explicó que tendrán que reagrupar el ganado. "Antes tiñamos tres establos e agora quedamos só con dous mentres todo isto non se arranxa. Os xatos terán que estar máis apretados unha temporadiña e nós teremos máis traballo", explicó.

El matrimonio, que se ha dedicado toda la vida al ganado y ahora tiene una explotación con una treintena de vacas de raza rubia que gestiona su hijo, aseguró que nunca había vivido un susto tan grande. "É a primera vez que nos pasa algo así, é certo que a casa está pegada á estrada pero desde que se fundou nos anos 50 ningún coche veu empotrarse aquí", indicó la pareja, quien espera que les arreglen los desperfectos cuanto antes "para voltar á normalidade e poder sacarnos o susto do corpo".

"Se chegamos a estar na corte cando o camión se empotrou non o...