Becerreá rememoró este fin de semana la heroica resistencia en el puente de Cruzul

La cita contó con la participación de más de un centenar de recreadores, que este domingo escenificaron la emboscada de los guerrilleros locales a las tropas napoleónicas
BATALLADAPONTECRUZUL
photo_camera Uno de los momentos de la batalla de la Carballeira. MANUEL ÁNGEL GONZÁLEZ

Si en la primavera de 1809, el estratégico puente de Cruzul fue el escenario de una alianza sin precedentes entre el clero, los hidalgos y los campesinos de la comarca para detener el avance de las tropas napoleónicas, en el actual 2024, ni la lluvia ni la desapacible climatología pudieron con la tercera edición de esta fiesta de recreación histórica, que se cerró en Becerreá como una de las más vistosas y espectaculares de todas cuantas se han celebrado hasta la fecha.

La cita finalizó este domingo con la recreación de la emboscada, en la que los lugareños lograron detener el avance del por entonces todopoderoso ejército francés. Como en la jornada anterior, la lluvia volvió a respetar el que fue uno de los momentos principales de la jornada y en el que los distintos colectivos de recreación histórica participantes en esta edición volvieron a reproducir la batalla de la Carballeira, con las alarmas atacando a los soldados franceses.

BATALLADAPONTECRUZUL04
Un soldado francés a caballo se enfrenta a un guerrillero. MANUEL ÁNGEL GONZÁLEZ

En total, fueron más de un centenar de recreadores los que participaron en esta edición, despidiéndose todos de ella con un mismo objetivo común, regresar el próximo año.

Y es que además de las escenificaciones de las diferentes batallas —la primera se realizó el sábado con la recreación de la retirada del ejército británico ante el francés— la fiesta también llevó a Becerreá durante este fin de semana otros muchos atractivos, como la posibilidad de poder visitar durante las dos jornadas del evento el campamento napoleónico, situado en la zona de la Carballeira.

BATALLADAPONTECRUZUL02
Otro momento de la escenificación. MANUEL ÁNGEL GONZÁLEZ

El sábado por la noche también se realizó bajo una carpa una cena popular, que contó con la asistencia de más de doscientas personas que dieron buena cuenta de un rancho en el que no faltó empanada, huevos rotos con chorizo o cabrito gallego al espeto.

Ahora, con la tercera edición de la Batalla da Ponte de Cruzul ya en el recuerdo, desde el Concello de Becerreá ya piensan en la del próximo año, con el objetivo de que la cita continúe creciendo y esperando que, en esa próxima ocasión, la climatología ayude mucho más de lo que lo ha hecho este año.

Comentarios