viernes. 05.06.2020 |
El tiempo
viernes. 05.06.2020
El tiempo

Las aulas reviven en Negueira

Niños y progenitores, en las aulas del colegio de Negueira de Muñiz. VICTORIA RODRÍGUEZ
Niños y progenitores, en las aulas del colegio de Negueira de Muñiz. VICTORIA RODRÍGUEZ
Tras siete años sin actividad, el colegio de Negueira de Muñiz abrió este miércoles sus puertas en una jornada llena de emoción. La natalidad asociada a los núcleos de Ernes y Barcela propicia esta reapertura, muy celebrada en el municipio. Siete niños de entre 4 y 9 años son los primeros usuarios de unas instalaciones totalmente renovadas.

EL OLOR A nuevo impregnaba el ambiente. Las aulas, totalmente renovadas, esperaban a los primeros alumnos. El suelo de madera, las sillas y mesas perfectamente colocadas, el encerado impoluto... todo estaba listo para recibir a los primeros pequeños. Han pasado siete años desde que el colegio de Negueira de Muñiz echase el cierre en 2012 por falta de niños y su reapertura era muy esperada por vecinos y familias, pues se trata de un soplo de oxígeno en un entorno rural donde la despoblación es la principal lacra.

El centro celebró este miércoles una jornada de puertas abiertas para establecer un primer contacto con alumnos y progenitores. La única docente, Montse López, reconocía junto al inspector de Educación la "emoción" de inaugurar unas instalaciones que en breve volverán a sentir el bullicio de los pequeños. Todos recalcaban que se trata de una noticia "moi esperada". "Paréceme estupendo, é un servizo máis para o concello e esperamos que sirva para atraer a máis nenos", señalaba el padre de dos pequeños que este miércoles se acercaron a conocer su nuevo 'cole'.

Siete serán los escolares de edades comprendidas entre los 4 y 9 años que inaugurarán oficialmente estas aulas el próximo lunes: dos de educación infantil y cinco de primaria (dos de primer curso, uno de segundo, uno de tercero y otro de cuarto). Todos lo pequeños proceden de las parroquias de Ernes y Barcela, en donde el incremento de niños en edad de escolarización ha propiciado esta reapertura por parte de la Consellería de Educación.

Estou entusiasmada, é bonito abrir unha escola no rural e máis nesta zona, onde teño raíces

ESCOLIÑA DE VILAR. Hasta ahora algunos de los menores de esta zona emplazada al otro lado del embalse de Salime acudían a una escuela alternativa, llamada Escoliña de Vilar, creada hace varios años por los padres. Se trataba de un proyecto autogestionado y comunitario que no contaba con la autorización de Educación, tal y como explicó el inspector. "Eles intentaron facer unha pequena escola, pero non se impartía o currículo oficial. Os mestres eran licenciados, pero non reunían os requisitos para impartir docencia en Primaria. Por iso lles plantexamos reabrir este centro cunha persoa cualificada para a ensinanza obrigatoria", indicó. "Responsables de Educación mantivemos varias reunións cos proxenitores e chegamos a un entendemento. Por iso, cando vimos que había unha predisposición pola súa parte para traer os nenos ao colexio decidimos abrilo", recalcó.

Desde Educación se mostraron agradecidos "pola boa disposición que tiveron os pais e nais" y reconocieron el esfuerzo realizado por la Xunta y el propio Concello —que adecentó las instalaciones— para reabrir el Ceip.

Traballaremos por proxectos adaptados as necesidades e ritmos de cada pequeno

ORGANIZACIÓN. Los escolares acudirán a las clases en horario de 10.00 a 16.00 horas. Contarán con servicio de autocar que recogerá a cuatro de los niños a las 9.15 horas en Ernes y a otros tres, a las 9.25 en el núcleo de Vilauxín (Barcela). Un trayecto de más de media hora, debido a la gran distancia que separa los núcleos de la capitalidad, y motivo por el que las clases empezarán en este centro más tarde que el horario establecido oficialmente. Los niños contarán con servicio de comedor, de 14.15 a 15.15 horas, que se realizará en dos establecimientos de Negueira.

Las clases las impartirá la maestra Montse López, excepto la asignatura de religión, que la dará un docente compartido con otros colegios. Además, todos los escolares compartirán aula. "Traballaremos por proxectos adaptados as necesidades e ritmos de cada pequeno. A clase xa está dividida en zonas nas que se sentarán os nenos de cada curso, polo que será un trato personalizado", explicó la profesora, quien recalcó su entusiasmo por ser titular en este centro. "Sempre é bonito abrir unha escola no rural. Pero neste caso faime especial ilusión porque teño raíces nesta zona, na aldea fonsagradina de Paradavella. Para min é como estar en familia", dijo emocionada.

En las próximas semanas se instalarán ordenadores y otros equipos informáticos "para que os escolares conten con todos os servizos", precisó el inspector de Educación, quien indicó que aunque hay siete niños matriculados hay otro pendiente de inscribirse e incluso hay varias familias más interesadas. "Esperamos que se animen. Poderiamos chegar a ter 14 nenos, co que se podería traer incluso outro mestre", avanzó.

Las aulas reviven en Negueira
Comentarios