Aetram critica la opción de ir del túnel de la A-6 hacia la rotonda de Pedrafita

Diego Arias, presidente de este colectivo de transportistas, dice que es una incorporación con una pendiente del 14% en curva que será "tremenda para camiones de 40 toneladas"
Camiones en una de las rotondas de Pedrafita.   SEBAS SENANDE
photo_camera Camiones en una de las rotondas de Pedrafita. SEBAS SENANDE

El presidente de la Asociación Empresarial de Transportes Río Miño (Aetram), Diego Arias, considera que la actuación inicial que aplicará el Gobierno en agosto para sortear el colapso del viaducto de Castro no le convence. Arias vaticinó que cuando se ponga en marcha el desvío para evitar la travesía de Pedrafita en dirección a Madrid, subiendo hacia la rotonda de que enlaza con la N-6 "va a ser un escándalo" porque se va a tener "que volver hacia atrás y es una incorporación con un 14 por ciento de subida haciendo curva. Eso para va a ser tremendo camiones de 40 toneladas. No quiero imaginar la que se va a montar", advirtió.

El ministerio ultima los trabajos para aplicar la alternativa de desviar el tráfico tan solo 4,5 kilómetros por la N-6. Esta opción, que se pondrá en marcha en los próximos días, permitirá evitar la travesía en dirección a Madrid. Estos trabajos se iniciaron el pasado 23 de junio y permitirán circular por ambas calzadas entre los kilómetros 422 y 428 de la autovía del Noroeste,

Representantes del Ministerio de Transportes, de la Xunta de Galicia y de la Junta de Castilla y León mantendrán una reunión telemática la semana próxima, previsiblemente el lunes, para concretar la solución definitiva que dará el ministerio para mejorar el tráfico entre ambas comunidades y evitar el paso por la travesía de Pedrafita. Esta reunión da continuidad a la mantenida el pasado 30 de junio en el centro de control de túneles de este municipio lucense.

El portavoz de Infraestruturas del PP en la Cámara gallega, José Manuel Balseiro, aseguró ayer que "é necesario concretar unha solución urxente para solucionar as incomodidades que están a sufrir tanto os condutores como os veciños de Pedrafita, ao que se engade a imposibilidade de pasar pola zona para os transportes especiais".

Balseiro recalcó que la opción prioritaria presentada por la Consellería de Infraestruturas es "viable" y contempla la construcción de un nuevo tramo de 800 metros de longitud, desde la salida del túnel de la A-6 hacia la N-6. Su coste rondaría el millón de euros.

Comentarios